Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
664 FALLECIMIENTO EN EL MAR Mediterráneo

Al menos 1.183 migrantes han muerto en los tres primeros meses del año

664 FALLECIMIENTOS HAN SIDO REGISTRADOS EN EL MAR Mediterráneo, ruta por la que la llegada de inmigrantes ha aumentado un 10% en marzo

Jueves, 13 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Al menos 1.183 migrantes han muerto en los tres primeros meses del año.

Al menos 1.183 migrantes han muerto en los tres primeros meses del año. (EFE)

Galería Noticia

Al menos 1.183 migrantes han muerto en los tres primeros meses del año.

bruselas- Al menos 1.183 migrantes han muerto en los tres primeros meses del año en todo el mundo, según el último balance difundido por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), de los cuales más de la mitad han fallecido en el Mediterráneo intentando alcanzar las costas europeas.

De los 664 muertos registrados en el mar Mediterráneo -hasta el 9 de abril-, la extensa mayoría (un 90%) fallecieron cuando navegaban en precarias embarcaciones rumbo a Italia procedentes de Libia.

La cifra de víctimas en el Mediterráneo en 2017 es considerablemente menor a la del año pasado, cuando se registraron un total de 1.217 muertes, si bien entonces la cifra se elevó debido a un naufragio que tuvo lugar frente a las costas de Egipcio, en el que murieron casi 460 personas.

No obstante, el balance de muertos no está completo, ya que los datos de los corredores migratorios del Norte de África y del Cuerno de África tienden, por lo general, a publicarse más tarde que en otras regiones.

Este balance sitúa, además, en 31.993 el número de migrantes y refugiados que han llegado a Europa por vía marítima: el 80% de ellos a través de Italia y el resto, de España y Grecia. A esta cifra la supera con creces la registrada durante los primeros 97 días de 2016, cuando se registraron 172.774 entradas.

Por otro lado, al menos 13.000 personas entraron de manera irregular en la Unión Europea el pasado marzo a través de las rutas abiertas en el Meditérraneo, lo que supone un 10% más que el mes anterior, según los datos ofrecidos este miércoles por la Agencia europea de control de la frontera exterior (Frontex).

Con todo, el número total de inmigrantes que cruzaron el Mediterráneo para llegar a la UE ha caído un 70% en el primer trimestre de este año, con respecto al mismo periodo del año anterior, y se ha fijado en 32.650 casos.

Italia es el país europeo de entrada sometido a una mayor presión del flujo migratorio irregular, tras un incremento de un 20% hasta sumar 10.800 llegadas, lo que eleva a cerca de 24.250 el número de inmigrantes arribados a suelo italiano en el primer trimestre de 2017. Ello implica un aumento del 30% en las entradas ilegales a Italia con respecto al mismo periodo de 2016.

condiciones meteorológicasLa mayoría de los casos se corresponden con nacionales de Bangladesh, Nigeria y Guinea, si bien Frontex ha detectado que con la mejora de las condiciones meteorológicas también están aumentando las llegadas desde países del Cuerno de África, como Eritrea y Somalia.

En el caso de Grecia, las entradas irregulares también han aumentado con la mejora del tiempo, pero de manera más contenida. En marzo llegaron 1.690 personas a las costas helenas, lo que supone el doble que en febrero, pero apenas un 6% que las registradas el mismo mes de 2016. La mayoría de los inmigrantes procedían de Siria, Irak y Pakistán.

Por último, la ruta de los Balcanes sigue sin estar cerrada plenamente y se detectaron 380 entradas ilegales el pasado mes, una cifra que representa un 70% menos que en febrero. - E.P.

petición del pp de barcelona

“Solo refugiados cristianos”

Críticas de Ada Colau. El presidente del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández Díaz, se reafirmó ayer, según publica El Periódico en su petición de que la capital catalana priorice la acogida de refugiados cristianos que huyen de sus países por estar perseguidos. “Ser cristiano añade un plus de vulnerabilidad y peligrosidad en países en guerra o donde atenta el integrismo islámico”, sostuvo el dirigente. El Gobierno de Ada Colau le reprochó su posicionamiento, con críticas también de la alcaldesa, que aseguró el martes que su propuesta es “discriminatoria y vulnera los Derechos Humanos”.