Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El cráneo hallado hace dos semanas en Orbaizeta es de un campista alemán de 54 años

La Policía Foral ha localizado otros restos óseos y sus objetos personales

Patricia Carballo - Jueves, 13 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Señalado con una flecha, lugar exacto del río Irati donde un vecino encontró el cráneo el 31 de marzo.

Señalado con una flecha, lugar exacto del río Irati donde un vecino encontró el cráneo el 31 de marzo. (Foto: D.N.)

Galería Noticia

Señalado con una flecha, lugar exacto del río Irati donde un vecino encontró el cráneo el 31 de marzo.

ORBAIZETA- A falta de la confirmación definitiva mediante cotejo de ADN, la Policía Foral ha indicado que el cráneo hallado el pasado 31 de marzo en Orbaizeta pertenece a un campista alemán de 54 años, cuya desaparición figura, desde abril del año pasado, en un señalamiento internacional de personas buscadas en el SIS (Sistema de Información Schengen).

Los hechos que motivaron la investigación policial, coordinada por el Juzgado de Instrucción nº 2 de Aoiz, se iniciaron el 31 de marzo, después de que un vecino de Orbaizeta que estaba buscando setas encontrara un cráneo en el cauce del río Irati, unos cinco kilómetros aguas abajo de la presa del embalse de Irabia. “Fui a cruzar un paso de cemento cerca del río y primero vi unos huesos de animales, pero luego me fijé en una cosa redonda y, al darle con el pie, vi que era un cráneo”, afirma. Entonces se lo comunicó a sus conocidos, quienes, al ver que se podía tratar de un cráneo reciente, le recomendaron llamar a SOS Navarra.

Desde ese momento, agentes de Policía Judicial, Protección Medioambiental y Brigada Central de Intervención, junto con personal del Grupo de Rescate Acuático de Bomberos de Navarra, iniciaron una minuciosa batida en el paraje Zubieta para buscar nuevos restos. Al parecer, a 450 metros del hallazgo, se localizaron más evidencias, como una tienda de campaña, ropa, teléfono móvil, pasaporte, objetos personales y otros restos óseos diseminados por la zona, que podrían haber sido arrastrados tanto por las crecidas del río como por animales carnívoros.

Los restos humanos ya han sido trasladados al Instituto Navarro de Medicina Legal con el fin de ser analizados por un forense que confirme fehacientemente la identidad.

Por su parte, la Policía Foral está efectuando las gestiones con la oficina internacional SIRENE ( Solicitud de Información Complementaria a la Entrada Nacional) para poder ponerse en contacto con la familia del desaparecido.