Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Los alcaldes defienden el respaldo social democrático para entrar en la zona mixta

Los ediles de Sangüesa, Tafalla, Artazu y Villatuerta apelan a la “normalidad”

Hasta el momento, 40 localidades ya han optado por esta vía del cambio legal

Txus Iribarren | Javier Bergasa - Jueves, 13 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Ángel Navallas (Sangüesa), Javier Albizu (Artazu), Arturo Goldaracena (Tafalla) y Asier Urra (Villatuerta), flanqueando al presidente de la comsión.

Ángel Navallas (Sangüesa), Javier Albizu (Artazu), Arturo Goldaracena (Tafalla) y Asier Urra (Villatuerta), flanqueando al presidente de la comsión. (JAVIER BERGASA)

Galería Noticia

Ángel Navallas (Sangüesa), Javier Albizu (Artazu), Arturo Goldaracena (Tafalla) y Asier Urra (Villatuerta), flanqueando al presidente de la comsión.Las zona mixta crecerá notablemente cuando se cambie la ley.

Pamplona- Los alcaldes de los pueblos de la zona no vascófona que han pedido entrar en la mixta defendieron ayer tanto su legitimidad democrática como el respaldo social a esta petición que enmarcaron en una consecuencia de la evolución sociolingüística de sus municipios en los últimos 30 años y en un contexto de “normalidad”. Como muestra de las 40 localidades que ya han dado este paso comparecieron ayer en el Parlamento -a petición de Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E-, los alcaldes de Sangüesa, Ángel Navallas;Artazu, Javier Albizu;Villatuerta, Asier Urra;y Tafalla, Arturo Goldaracena, en su mayoría independientes. Los 4 partidos que posibilitan esta vía con un cambio de la Ley de Vascuence se mostraron satisfechos con sus explicaciones mientras que UPN, PSN y PPN criticaron el proceso con los argumentos que vienen repitiendo sobre el euskera.

Sin embargo, la novedad ayer estaba en escuchar directamente la opinión de los ediles. Javier Albizu, alcalde de Artazu, explicó que sus peticiones se basan en la modificación de la Ley del Vascuence en febrero de 2010 por la cual se permitía que Aranguren, Valle Elorz, Galar y Belascoain se incorporasen a la zona mixta “siempre que lo acuerden por mayoría” sus plenos. En este sentido, Albizu recordó que en Artazu es “la tercera vez en tres legislatura que se solicita pasar de zona no vascófona a la zona mixta y nunca se nos ha admitido”. “Tenemos que volver a lo que es la normalidad de lo que se vive en los pueblos”, continuó el alcalde que reclamó el “derecho a comunicarnos con la administración en la lengua que elijamos”.

Por su parte, el alcalde de Tafalla, Arturo Goldaracena, abogó por “entender el euskera como el patrimonio que es y no como algo agresivo ni con algo que tenga que ver con la imposición”. En este sentido, destacó que, según el diagnóstico sociolingüístico de Navarra, la localidad ha pasado de tener un 7,5% de vascoparlantes en los años 90 a un 23% en 2011. “Se ha ido incorporando el euskera con total normalidad en Tafalla y su comarca” y “es algo que va en una demanda continua”, aseguró el alcalde, que explicó que un 36% de los alumnos de la localidad se han matriculado en el modelo D entre la ikastola y el colegio público. Asimismo, recodó que en 2011 “Tafalla solicitó pasar a la zona mixta sin votos en contra de nadie en el Ayuntamiento” y se aprobó por unanimidad un decálogo, propuesto por la comisión del euskera cuando gobernaba UPN. En él se consideraba el euskera “un patrimonio cultural de todos los vecinos” y se invitaba a los ciudadanos a “incorporarlo con total normalidad a su vida cotidiana”. “La sensación que tenemos en Tafalla” es “que el euskera ha avanzado a pesar de que no ha habido absolutamente ningún tipo de apoyo por parte de las instituciones” y “los que han cambiado argumentos” respecto a este tema “han sido UPN y PSN”. “Lo que tenemos que hacer es avanzar” con este tipo de pasos prácticos aunque también cuestionó de fondo la zonificación lingüística. Por otro lado, el alcalde de Villatuerta, Asier Urra, resaltó que 18 pueblos que conforman la Mancomunidad de Servicios Sociales de Base de Iranzu han solicitado el pase a la zona mixta. “Apoyamos al libertad de elección de los diferentes modelos educativos”, indicó Urra que mostró cómo el nivel de hablantes en euskera, contando los bilingües y pasivos, ha pasado de 6,7% en 1991 a 22% en 2011 en el pueblo. Finalmente, el alcalde de Sangüesa, Ángel Navallas, remarcó que, en esta localidad “el euskera está en la calle desde hace 30 años que hay implantada una ikastola” y se vive “con absoluta normalidad”.

Tras las intervenciones de los alcaldes se volvió a escenificar el mismo debate que se viene celebrando en los últimos tiempos a cuenta de este tema y de otros como el decreto. Unai Uhalde (Geroa Bai) puso en valor que fueran los propios alcaldes los que pudieran hablar por sí mismos y en nombre de sus poblaciones y respaldo sus consideraciones. Laura Pérez (Podemos Ahal Dugu) abogó por dar salida a expresiones de este tipo que encarnan una “Navarra plural y mestiza” desde la legitimidad democratica y por “encima de fronteras ficticias y absurdas”, dijo en relación a la zonificación de la Ley del Vascuence que también fue cuestionada directamente por Dabid Anaut, desde EH-Bildu mientras que José Miguel Nuin (I-E) puso el acento en resaltar el carácter “democrático y meditado” de estas decisiones. Javier Esparza (UPN), por el contrario vio en estos pasos “improvisación” y voluntad política más que técnica. Inmaculada Jurío recalcó que “el PSN no está en contra del euskera” aunque se alineó con las posiciones de UPN y el PPN, cuyo portavoz Javier García habló de “imposición” a la mayoría social.

Los nuevos

Tirapu, añorbe y urraul bajo

Mociones. La lista de localidades que van solicitando su entrada voluntaria en la llamada zona mixta procedentes de la actual zona vascófona sigue creciendo conforme se van celebrando plenos. Esta semana se han producido un puñado de nuevas incorporaciones como Urraul Bajo, Añorbe y Tirapu aunque quizá, por su formato, la de Oteiza haya sido la más llamativa ya que se ha realizado vía consulta popular. En conjunto la lista roza ya la cuarentena con Aibar, Amescoa Baja, Artazu, Ancín, Abaigar, Cabredo, Cirauqui, Mendigorría, Murieta, Villatuerta, Zúñiga, Allín, Aranaratxe, Arellano;Bargota, Beriáin, Biurrun-Olkotz, Dicastillo, Eulate, Gallués, Larraona, Lerga, Leoz, Metauten, Mirafuentes, Olite, Tafalla, Tiebas, Urroz Villa, Ujué, Sangüesa, Pueyo, Obanos, Izagaondoa, Lónguida y Oteiza, entre otros. El plazo termina el 27 de abril.