para agradecer que cesara la peste en la ciudad

El Ayuntamiento renueva el Voto de las Cinco Llagas

EFE - Jueves, 13 de Abril de 2017 - Actualizado a las 19:25h

El Ayuntamiento de Pamplona renueva un año más el Voto de las Cinco Llagas.

El Ayuntamiento de Pamplona renueva el Voto de las Cinco Llagas. (PATXI CASCANTE)

Galería Noticia

El Ayuntamiento de Pamplona renueva un año más el Voto de las Cinco Llagas.

PAMPLONA. El Ayuntamiento de Pamplona ha renovado un año más elVoto de las Cinco Llagas, acto al que la corporación ha acudido en traje de gala y sin el alcalde, que ha delegado en el concejal de Geroa Bai Iñaki Cabasés.

Se ha renovado así durante la Función de las Cinco Llagas el voto que instauró el Regimiento por acuerdo municipal para agradecer que cesara la epidemia de peste bubónica que amenazaba la ciudad.

Era 1599 cuando Pamplona sufrió una epidemia de peste bubónica que se cobró al menos 300 vidas y un fraile franciscano, que vivía en un convento fuera-puertas de la ciudad, tuvo la comunicación divina que transmitió al obispo.

El remedio a la peste pasaba por imprimir tantos papeles como habitantes había en Pamplona los que se debían representar las llagas de Cristo y su corona de espinas.

Se trataba de llevarlos durante 15 días fijados al pecho, descubierto este, y transcurrido este tiempo se celebraría una procesión para dejar estas estampas en la iglesia de San Agustín.

Así se hizo y, según cuentan las crónicas, "milagrosamente" la epidemia de peste remitió el 27 de noviembre de aquel mismo año de forma radical.

Por eso, en 1600 el Ayuntamiento hizo voto de procesionar una vez al año para conmemorar el milagro y además, desde el 2 de septiembre, las llagas de Cristo y la corona de espinas son además el anverso de la medalla de la ciudad, en cuyo reverso está el león de Pamplona.

Esta tarde el acto se ha repetido en el interior de la iglesia de San Agustín con la asistencia de concejales de UPN, Geroa Bai y PSN, y durante el mismo el mismo ha tenido lugar la procesión en la que se porta en andas el paso municipal con la efigie de las Cinco Llagas precedida por una bandera negra en señal de luto.

En esta Función religiosa, que cuenta con la Capilla de Música de la Catedral, también participan los miembros de la Hermandad de la Pasión y el Cabildo Catedralicio.

Antes, la Corporación ha desfilado desde la plaza Consistorial por las calles Mercaderes, Curia y Calderería acompañada de maceros, clarineros y agentes de la Policía Municipal en traje de gala, el mismo recorrido que realizan para regresar al Ayuntamiento.

Este es el único acto de la Semana Santa pamplonesa al que los ediles acuden en cuerpo de ciudad y el único del año en el que en sus trajes lucen la medallas corporativas por el lado que representa la imagen de las Cinco Llagas, que es también el reverso de la bandera de la ciudad.

Ya para las ocho de la tarde está prevista la procesión de Jueves Santo, en la que la Hermandad se traslada hasta el palacio arzobispal para rezar a sus puertas una oración.

En este acto, que recorre Dormitalería, Javier, Merced, Juan de Labrit y Plaza Santa María la Real, para regresar por las mismas calles, participa la Banda de Cornetas y Tambores de la Hermandad de la Flagelación de Logroño.