El iruña no falla

a la estela los verdes siguen peleando por el primer puesto tras vencer al subiza

Viernes, 14 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Los jugadores del Iruña celebran un tanto ante la desolación de Guillermo.

Los jugadores del Iruña celebran un tanto ante la desolación de Guillermo. (Foto: Mikel Saiz)

Galería Noticia

Los jugadores del Iruña celebran un tanto ante la desolación de Guillermo.

Iruña 2

Subiza C. de Galar 1

IRUÑA Txabo, Borja, Asier, Perujo, Alfonso, Miguel, Markos (Julen Undiano, min. 92), Ander, Jose (Fermín Setoain, min. 87), Mikel Yoldi (Mikel Recalde, min. 90), Vania Adot.

SUBIZA Guillermo, Oroz, Dani, Lacarra (Pablo Alonso, min. 45), Nieto, San Pedro, San Martín, Pablo (Mikel Mendoza, min. 45), Mikel R. (Sergio Iriarte, min. 78), Barace, Iturgaiz.

Goles 1-0, min. 5: Mikel Yoldi. 2-0, min. 41: Vania Adot. 2-1, min. 64: San Pedro.

Árbitro Allo Martínez, asistido por Gochev y Legarra. Expulsó al jugador Vania Adot por doble amarilla (mins. 63 y 82). Amonestó a los locales Alfonso (min. 61), Txabo (min. 61) y Perujo (min. 62) y a los visitantes Lacarra (min. 24), Mikel R. (min. 29), Oroz (min. 54) e Iturgaiz (min. 58).

Estadio Tajonar, 100 espectadores.

TAJONAR- El Iruña continúa ganando y siguiendo la estela de la Peña Sport, lo que le permite estar como colíder empatado con los tafalleses.

Los jugadores aún estaban asimilando las órdenes tácticas de sus respectivos técnicos cuando llegó el gol. Apenas habían transcurrido 5 minutos cuando Borja asistió, tras un jugadón individual, a Mikel Yoldi, que lograba el primer tanto.

El filial rojillo ahogaba la portería rival. Mikel Yoldi sorprendió intentando un gol olímpico tras un córner. Las acciones seguían apareciendo. Vania se inventaba pases entre líneas que generaban mucho peligro. La primera parte tuvo un único protagonista, aunque los de Subiza lanzaron un balón al travesaño, pero en posición ilegal.

Vania trajo la tranquilidad antes de terminar el primer periodo. Un centro milimétrico hizo que el portero no tuviera nada que hacer ante su cabezazo a bocajarro.

La segunda parte nada tuvo que ver con la primera. Los verdes se relajaron. La intensidad no fue la misma, aunque sí su seguridad ante el rival. El conjunto visitante insistió en lograr un tanto para poder meterse de nuevo en el partido, lo que llegó en el 64 gracias a la materialización de San Pedro tras una cesión local.

El partido se complicó aún más cuando Vania fue expulsado a diez minutos del final, pero los jugadores del Iruña aguantaron notablemente el desgaste físico. - Ayoze