Navarra Arena

Jesús Mª Fuente Langas - Viernes, 14 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:09h

El Helvetia Anaitasuna disputará dentro de pocos días una eliminatoria de cuartos de final contra el Magdeburgo. Es una lástima que no pueda hacerlo en el Navarra Arena, un recinto más adecuado para estos partidos memorables. Se celebrará en su pabellón con un aforo máximo de 3.000 personas. ¿Se hubiera llenado el Navarra Arena? Nunca lo sabremos con seguridad. Pamplona dispone de instalaciones deportivas pequeñas que se llenan en contadas ocasiones. ¿Hay afición deportiva en nuestra ciudad?

Estoy convencido de que cuando tienen lugar acontecimientos deportivos de relieve, la afición pamplonesa responde sin dudarlo. Sirva como ejemplo la atracción conseguida con la salida de la reciente Vuelta al País Vasco y, todavía más, la animación impresionante con motivo del comienzo de la Vuelta a España de 2013. Permítanme un inciso. ¿A qué espera la Federación Navarra de Fútbol para mover los hilos y conseguir la presencia de la selección española en el estadio de El Sadar para jugar un partido oficial. ¿Hay que pedir permiso al Ayuntamiento de Pamplona, al Gobierno de Navarra, al…? Ya va siendo hora de saldar esta injusticia deportiva. La afición navarra lo agradecería.

El Navarra Arena debe servir para esta clase de acontecimientos deportivos -partidos de nivel de clubles, sede de campeonatos europeos o mundiales- y, por supuesto, eventos culturales -musicales, ante todo- que coloquen a Pamplona en el mapa deportivo cultural gracias a esta edificación. Como ocurre con otras instalaciones similares ubicadas en localidades cercanas y lejanas. Con una buena gestión cultural deportiva es posible que el Pabellón Navarra Arena, hoy tan denostado en diversos ámbitos, se convierta en un futuro en todo un referente de la capital navarra y de su comunidad. Al tiempo.