Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Horchata y fútbol, nuevos reclamos para ganar votos

Gastar menos en enviar propaganda y usar más internet es el consejo del tribunal de cuentas a partidos derrochadores

Un reportaje de M. González - Viernes, 14 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:09h

Gastar menos en el envío de la típica propaganda electoral y usar más internet, que es gratis, es uno de los consejos del Tribunal de Cuentas tras fiscalizar las elecciones del 26-J, en las que el PSOE fue el partido que más se endeudó, Unidos Podemos el que más dejó a deber y Ciudadanos el que salió con mejor saldo.

Así se refleja en el informe del Tribunal de Cuentas (TC) sobre los gastos de los partidos en las elecciones celebradas el 26 de junio del año pasado, en el que ha examinado la contabilidad de las 18 fuerzas políticas que obtuvieron representación en el Congreso y/o en el Senado.

Todas ellas han sido aplicadas y han remitido al tribunal sus cuentas en tiempo y forma, de manera que el órgano fiscalizador no ha hecho ninguna propuesta de no adjudicación de subvenciones electorales, ni tampoco de reducción de las mismas.

Eso sí, en algunos casos ha puesto ciertas pegas, que han llevado por ejemplo a Compromís a tener que aclarar que la horchata y las magdalenas “valencianas” son un reclamo publicitario electoral tan bueno, o más, que las camisetas, bolsas o cualquier otro producto de merchandising que se utilizan de manera recurrente en campaña y que son considerados gastos electorales sin problemas.

También el PSOE ha tenido que especificar alguna que otra factura, como el desembolso de 1.400 euros en una cafetería de Melilla, donde los socialistas melillenses cerraron la campaña, y otros en las localidades valencianas de Torrent y Ontinyent justo los días en los que se retransmitían partidos de fútbol de la Selección.

Con cierta dureza, los socialistas alegan que “lo que no se ajusta a la realidad es insinuar que en plena campaña electoral el PSOE se dedica a montar escenarios, sonorizaciones o elementos escenográficos para, sencillamente, visionar partidos de fútbol, y deja pasar su oportunidad de explicar sus propuestas a la ciudadanía”.

deudas y gastosSea como sea, en el informe del Tribunal de Cuentas se constata que el PSOE fue el partido que más se endeudó para las elecciones (más de 7,44 millones, sin contar los 795.160 euros del PSC y los 361.718 de Nueva Canarias), por delante del PP, con 6,79 millones, y Ciudadanos, con 5,51 millones. ERC y CDC, por su parte, casi llegaron al millón de euros cada uno de endeudamiento.

Acabadas las elecciones, quien más dinero debía a sus proveedores era Unidos Podemos, en concreto 566.165 euros, el doble que Compromís, con 260.908 euros.

Ciudadanos fue, por su parte, el que acabó con un mayor saldo de tesorería electoral, superior a 1,68 millones.

Los 18 partidos inspeccionados han declarado recursos por 45.030.168 euros, un 28% menos que en las elecciones del 20 de diciembre de 2015, de los que el 50,8 % procedía de endeudamiento bancario, un 32,9 % de adelantos de subvenciones electorales, un 16,2 % de aportaciones de la propia formación política y el resto de aportaciones privadas.

Sin embargo, los gastos regulares que han sido considerados justificados por el tribunal ascienden 44.312.477,24 euros, de los que el 58,4 % corresponde a operaciones electorales ordinarias y el 41,6 % al envío de propaganda electoral.

Como principales deficiencias sobre el cumplimiento de las restricciones legales en materia de gastos electorales, el informe recoge gastos por importe de 114.205,45 euros que no tienen naturaleza electoral, por lo que no han sido admitidos como susceptibles de ser financiados con subvenciones electorales.

En cuanto al cumplimiento de los límites de gastos electorales, todos se han ajustado a la ley, a excepción de la Agrupación Socialista Gomera, que ha sobrepasado en 1.386,37 euros, un 90,14 %, el máximo fijado para publicidad exterior.

Aunque no hay propuestas de sanción, el TC sí ha formulado varias recomendaciones, como que las donaciones privadas recibidas entre la convocatoria de comicios y el final de la campaña sean para financiar esta última y, por tanto, se sometan a la legislación electoral.

También aconseja evaluar si los envíos directos y personales de sobres y papeletas o de propaganda electoral a los electores son eficaces o sería mejor implantar otro procedimiento más acorde con el desarrollo actual de los medios y técnicas de información y con menor gasto.

En el mismo sentido, se pronuncia respecto a los gastos en publicidad exterior, así como en medios de comunicación privados.

Vincular el límite máximo de gastos electorales al número de electores, no al número de habitantes de las poblaciones en las que las fuerzas políticas presentan candidatura, es otra de las propuestas.

El Post-it

Financiación pública. España es el país de la Europa occidental en el que los partidos dependen más de los fondos públicos. En concreto, el 88% de sus ingresos proceden de la Administración en los diferentes niveles, ya sea nacional o local, según los datos de Bárbara Jouan, una jurista miembro de la Comisión Nacional francesa que controla las cuentas de los partidos del país vecino. Jouan compareció esta semana ante en el Congreso, donde defendió imponer sanciones administrativas rápidas a los partidos incumplidores

la cifra

45

millones. Los partidos destinaron 45,03 millones de euros en la campaña de junio de 2016, un 28% menos que en los comicios anteriores de diciembre de 2015, según el informe del Tribunal de Cuentas. En concreto, los partidos con representación parlamentaria declararon recursos por 45.030.168,16 euros, de los que la mitad son créditos con entidades financieras (22,88 millones).