Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Un arquitecto navarro gana una demanda de 150.000 ¤ por la reforma de la catedral de panamá

El grupo Ortiz se llevó la licitación por 12 millones gracias a la experiencia de Joaquín González Miranda, al que despidió sin abonar su remuneración

Enrique Conde - Viernes, 14 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Galería Noticia

pamplona- Un estudio de arquitectura navarro, Estudio Arco, especializado en arquitectura religiosa y restauración del patrimonio artístico y que ha realizado 212 proyectos en 17 países, ha ganado la demanda que interpuso su creador y director, Joaquín González Miranda, contra el grupo constructor Ortiz Construcciones y Proyectos SA, a quien reclamaba 150.000 euros (más los intereses) y otros 120.000 euros como mínimo aproximadamente por daños y perjuicios al incumplir el contrato después de que Ortiz se sirviera del proyecto arquitectónico y experiencia de González Miranda para adjudicarse la licitación de la Santa Iglesia Catedral basílica metropolitana Santa María La Antigua de Panamá, edificio catalogado como Monumento Histórico Nacional y que es Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Un juzgado de Primera Instancia de Madrid le ha dado la razón al profesional de la restauración, autor entre muchas otras de la restauración del presbiterio de la catedral de Pamplona. La sentencia ha sido recurrida, pero el afectado va a solicitar ya la ejecución provisional de la resolución y se le pague lo estipulado. Lleva, después de 2.000 horas de trabajo invertidas, unos 400 días sin cobrar un euro. Después de prestar su colaboración técnica, Ortiz decidió no pagar los honorarios pactados al arquitecto navarro a pesar de haberse llevado un proyecto que se eleva por encima de los doce millones de euros.

EL CURRÍCULUM DEL ARQUITECTOEl objeto de la contratación de González Miranda era el diseño, desarrollo de planos, acondicionamiento y restauración integral de la catedral. Construcciones Ortiz estimó necesario para preparar su oferta para este proyecto contar con los servicios profesionales de González-Miranda dada su experiencia en este tipo de obras, ya que entre los requisitos exigidos por la Administración panameña para poder licitar se requería un arquitecto con más de 15 años de experiencia en proyectos de restauración, que hubiese realizado al menos la restauración integral de una catedral por un importe superior a 5,5 millones de dólares, requisitos que cumple el arquitecto navarro con las reformas de la catedral de Pamplona y de San Salvador.

LA MEJOR PUNTUACIÓNLa sentencia recoge que “Estudio Arco cumplió con las obligaciones que le incumbían y ello es así porque la licitación se adjudica el 25 de septiembre al consorcio de empresa La Antigua, del que forma parte Construcciones Ortiz”. La juez advierte además en el fallo que el anteproyecto realizado por Estudio Arco “fue muy bien valorado por la comisión evaluadora obteniendo una puntuación de 46,9 sobre 50 puntos, frente a una puntuación de 31 sobre 50” que se otorgó a la otra propuesta técnica que concurrió a la licitación. Construcciones Ortiz defendía que el arquitecto navarro incurrió en un defectuoso cumplimiento del contrato porque el anteproyecto “fue inicialmente inadmitido por el Instituto Nacional de Cultura de Panamá y se le requirió para subsanar la confección y edición de los planos del anteproyecto de acuerdo a la normativa panameña, lo que generó un coste de 20.312 dólares”. Sin embargo, la juez advierte a este respecto que, la puntuación alcanzada “evidencia que no era necesario la adaptación de los planos de acuerdo a la normativa panameña, porque de haber sido así no se hubiese adjudicado la licitación al consorcio de empresas La Antigua, del que forma parte el grupo madrileño Ortiz.

Asimismo, debe advertirse que la carta del INAC emitiendo una serie de recomendaciones de los planos y demás documentos del anteproyecto, está fechada el 21 de diciembre de 2015, esto es, con posterioridad a la licitación.

el anexo es otra indemnizaciónEl demandante también interesa además del pago de los honorarios a que se condene al grupo constructor a cumplir las obligaciones asumidas en un anexo del contrato suscrito entre las partes y especialmente a que todos los proyectos firmados por técnico habilitado en Panamá relativos a la restauración integral de la catedral Santa María La Antigua sean supervisados y aprobados por el arquitecto Joaquín González-Miranda, declarando el derecho del actor a percibir una indemnización en caso contrario. Este punto del contrato se estableció en el contrato por el problema u obstáculo de la idoneidad del actor para su intervención en la redacción y dirección del proyecto definitivo en Panamá, ya que la normativa del país centroamericano solo permite firmar proyectos a arquitectos panameños. En caso de no conseguirse la idoneidad de González-Miranda para que firmara el proyecto excepcionalmente en tierras panameñas, se previó ya en el contrato entre la constructora y el profesional pamplonés, algo que Ortiz, en este caso, también quería obviar

Así, la juez considera “incumplida la obligación de otorgar el contrato de servicios” por parte de Construcciones Ortiz, que debe indemnizar a Estudio Arco por los daños y perjuicios ocasionados. En este punto, la sentencia narra que “la capacidad técnica de González-Miranda fue determinante en la adjudicación de la licitación al consorcio de empresas La Antigua”.

ZUBILLAGA, EN EL CONSORCIOEl consorcio La Antigua ganó la licitación para restaurar por 12,1 millones de dólares la catedral más importante de Panamá, ubicada en el centro histórico de la capital. El consorcio formado por las empresas Condisa, Construcciones Zubillaga S.A. y Ortiz Construcciones obtuvo la mejor puntuación en la licitación con 91,9 puntos frente a los 76,8 puntos que obtuvo el grupo Asociación Accidental Catedral Santa María, indicó el Instituto Nacional de Cultura (INAC) en una declaración pública. La oferta económica del consorcio ganador fue de 12.186.251 dólares, precisó el INAC.

Según el director general encargado de dicha institución centroamericana, Juan Francisco Guerrero, el consorcio La Antigua es el que “cuenta con la mayor experiencia en restauración de catedrales y de otro edificios similares”. Esa experiencia la aportaban el arquitecto navarro González Miranda y la constructora que le acompañaba en este proyecto, como Construcciones Zubillaga, teniendo en cuenta que el grupo empresarial Ortiz no había trabajado en restauraciones de este tipo. Conviene recordar que en 2019 las Jornadas Mundiales de la Juventud se celebrarán en Panamá, con lo que la restauración de la catedral es un elemento de crucial importancia para el país y el mapa monumental de la capital. Los problemas surgidos son un escollo gordo.