Erdogan somete a plebiscito hoy en Turquía su ‘hiperliderazgo’

Los últimos llamamientos al voto antes del crucial referendo se vivían ayer con tensa calma

Ilya U. Topper - Domingo, 16 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:08h

El presidente Erdogan.

El presidente Erdogan. (Foto: Efe)

Galería Noticia

El presidente Erdogan.

estambul- Las últimas horas antes del referéndum constitucional de hoy, que puede suponer un giro histórico para Turquía, se viven con tensa calma, con los últimos esfuerzos de todos los bandos para convencer a los indecisos.

Los discursos por parte del Gobierno siguen marcando una línea agresiva para subrayar la importancia de “defender la nación turca” mediante el al sistema presidencialista, mientras que la oposición ha pedido calma a sus seguidores, en la convicción de ya haber ganado.

Así, el presidente, Recep Tayyip Erdogan, participó ayer en cuatro mítines a favor del en otros tantos barrios de Estambul, igual que el primer ministro, Binali Yildirim.

Erdogan prometió a sus seguidores que de ganar el se allanaría el camino para reintroducir la pena de muerte y volvió a criticar a la Unión Europea. “Este domingo es el día en que nuestro pueblo va a dar una lección a aquellos países europeos que querían intimidarnos”, dijo en el mitin.

Con una actitud opuesta, el Partido Republicano del Pueblo (CHP, socialdemócrata), segundo en el Parlamento, ordenó a sus cargos y voluntarios que eviten durante la jornada de hoy toda marcha pública, para así evitar “provocaciones”, según confirmó el vicepresidente de la formación, Seyit Torun.

Cualquier incidente violento entre partidarios del y el no elevaría la tensión y daría munición a los discursos de Erdogan, habituado a equiparar a los partidarios del “no” con “terroristas”.

Su yerno, el ministro de Energía, Berat Albayrak, amenazó incluso con “sacar los ojos” a quienes se opongan al lema de “una nación, una bandera”, en alusión a la izquierda kurda.

Pero la formación que representa a este sector, el Partido Democrático de los Pueblos (HDP), tercero en el Parlamento, mantuvo su actividad realizando el mitin de cierre de campaña en Diyarbakir, la capital de las regiones kurdas.

Entre la oposición se intenta difundir, mediante asambleas públicas, música alegre y bailes, el optimismo de poder imponerse en las urnas y frenar los sueños de grandeza de Erdogan, algo que parecía casi inverosímil al inicio de la campaña.

Pero los últimas sondeos muestran unas intenciones de voto tan reñidas, con el o el no ganando con solo uno o dos puntos de ventaja, según la empresa de encuestas, que es imposible predecir un resultado firme.

poder ejecutivoUna victoria del no mantendría el sistema parlamentario instaurado con la fundación de la República de Turquía en 1923, en el que el primer ministro dirige el Gobierno, mientras que el presidente, neutral respecto a los partidos, asume funciones representativas.

Pero si gana el , la figura del primer ministro será abolida y Erdogan, presidente desde 2014, asumirá todo el poder ejecutivo, podrá componer su gabinete de ministros sin pasar por el Parlamento y sus decretos tendrán fuerza de ley.