Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

“En unos años Pamplona será una ciudad que se mueva sobre todo en bici”

Santamaría cuenta las
claves de una investigación
con ciclistas voluntarios sobre contaminación

Domingo, 16 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:08h

pamplona- “El tema de la calidad del aire siempre me ha gustado. Con mi tesis empecé en temas de contaminación atmosférica en ecosistemas, y luego he ido haciendo estudios en entornos industriales y urbanos”, explica el doctor en Biología y Medio Ambiente de la Universidad de Navarra (UN) Jesús Miguel Santamaría Ulecia. Y un día, tras hablar con otros compañeros en la UN que se desplazaban al trabajo en bicicleta, se preguntó si eso les dejaba expuestos a la contaminación. Así, desde 2015, trabaja en el proyecto bautizado como Life+Respira, que, a través de ciclistas voluntarios, mide los contaminantes de Pamplona, fomenta la vigilancia de la calidad del aire y busca implicar a la ciudadanía.

Eso plantea una pregunta: ¿los pamploneses están preocupados por la calidad del aire? Según una encuesta realizada en el estudio, el 71% de las personas preguntadas considera que esa calidad del aire es buena, el 18% regular, el 8% excelente, un 2% mala y un 1% muy mala. Con todo, Bruselas ya dio un ultimátum a España y a otros países para que mejoraran la calidad del aire porque, según apunta Santamaría, entre el 96 y el 98% de las ciudades europeas sobrepasan los límites que establece la Organización Mundial de la Salud (OMS). La clave está en que esos límites son más restrictivos que la actual legislación.

Santamaría apuesta por cambiar de hábitos y tomar conciencia. Y también apuesta por la bici: “En Pamplona se está incrementando el uso de la bicicleta. Vamos con retraso, pero no somos distintos al resto de europeos. Dentro de unos años, Pamplona será una ciudad con transporte mayoritariamente de bicicleta”. “En Pamplona prácticamente nos sobra el tráfico urbano. Hay que ir a utilizar los medios sostenibles, como los autobuses urbanos, la bicicleta o andando... En un cuarto de hora estás en todos los sitios”, argumenta.

Para cambiar esos hábitos, la forma de desplazarse por las ciudades, este experto sostiene que es fundamental llegar a las nuevas generaciones a través de la educación. Porque si esos niños y niñas asumen otra forma de “vivir la ciudad”, al final lo afrontarán como algo “normal”. En cambio, considera que ahora la gente no es consciente de qué supone utilizar el coche.

las vías con más contaminación La circulación es el principal foco de contaminación de las ciudades, y el mapa de las zonas contaminadas sería muy similar al mapa de ruido. Y es mayor en grandes avenidas, muy transitadas, con edificios altos que dificultan la dispersión y acumulan contaminantes. En el caso de Pamplona, son algunas de las zonas más previsibles, según reconoce Santamaría, como las avenidas Baja Navarra, Pío XII y Zaragoza, el Casco Viejo o la avenida del Ejército.

Esta es una de las conclusiones del estudio Life+Respira, mediante el que, durante 22 meses, se han podido realizar 130 millones de medidas, se han muestreado 817.000 tramos y se han realizado 3.000 horas de captación a través de las capturas realizadas por los participantes voluntarios.

apoya los carriles bici Santamaría subraya, por otro lado, que es necesario recordar a la población que en la ciudad tienen que convivir peatones, ciclistas y coches. Y, en el debate sobre cómo extender la circulación de las bicicletas, este doctor en Biología y Medio Ambiente apuesta por los carriles bici, separados de la calzada y de la acera. “Si nos alejamos únicamente cinco metros del centro de la calzada, la contaminación disminuye un 30%, que es una cantidad considerable. Por eso, de cara al ciclista, no es lo mismo circular por la calzada, por la acera o por un carril bici”, expone. - G.M.

la pregunta

¿cómo ayuda el arbolado?

Bien dispuesto, rebaja la contaminación. Madrid y Barcelona son las ciudades con más contaminación del país, y Londres, Stuttgart y Munich de Europa, según los datos de la Comisión Europea recogidos en febrero porEl País. ¿La apuesta por las zonas verdes no ayuda a respirar a estas urbes? Por ejemplo, una de las conclusiones de la investigación Life+Respira es que la presencia de setos contribuye a rebajar la contaminación entre un 2 y un 6%, pero también es clave acertar con la tipología de la vegetación, su disposición y porte. De lo contrario, el arbolado urbano también puede acumular contaminantes, sobre todo en calles estrechas y con edificios elevados.