Homenaje a los concejales y trabajadores asesinados

El Consistorio añade a la placa el nombre de José Roa en el aniversario de la II República

Domingo, 16 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Asiron, junto con ediles de todos los grupos, presidió el acto en el zaguán de la Casa Consistorial.

Asiron, junto con ediles de todos los grupos, presidió el acto en el zaguán de la Casa Consistorial. (PATXI CASCANTE)

Galería Noticia

Asiron, junto con ediles de todos los grupos, presidió el acto en el zaguán de la Casa Consistorial.

PAMPLONA. El Ayuntamientode Pamplona rindió el viernes, coincidiendo con el aniversario de la proclamación de la II República, un homenajea sus concejales y empleados asesinadosdurante laGuerra Civil y el franquismo. Presidido por el alcalde, y con presencia de representantes de todos los grupos que forman la corporación, el acto consistió en una ofrenda floral y la reinauguración de una placa que recoge los nombres de los ediles asesinados y reconoce, aunque sin citarlos nominalmente, a los trabajadores municipales.

Y es que de la placa original se ha sustituido el nombre de Ignacio San Pedro, un empleado municipal, por el de José Roa, edil de Pamplona en 1931.

El alcalde Joseba Asiron señaló que se recordaba “una fecha muy señalada” y quiso hacer “extensivo” el homenaje a “todas las personas que de una manera u otra fueron represaliadas” y “asesinadas” por el golpe militar y la dictadura, y a quienes se les debe “una reparación moral”. Indicó al respecto que la placa debe ser “un reconocimiento de este Ayuntamiento a todas las personas que sufrieron aquel golpe” y debe servir para “recordar el trabajo que hicieron por la ciudad y por su Ayuntamiento”.

Asiron incidió en el “compromiso” del Consistorio que preside con la memoria histórica, “claro y firme”, y recordó “algunos pasos significativos” que se han dado para ello. Aludió al cambio de nombre de la plaza Conde Rodezno por el de plaza de la Libertad, y a la exhumación de los restos de los generales franquistas Emilio Mola y José Sanjurjo del Monumento a los Caídos. Tras apuntar que Pamplona ha sido la primera ciudad española en presentar una querella contra los crímenes del franquismo, el alcalde afirmó que “se han dado pasos importantes y vamos a seguir en ese camino”, en el que puso en valor el trabajo llevado a cabo por las asociaciones memorialistas, ya que “es el único camino que nos puede llevar a conseguir una democracia de calidad”.

Tras la reinauguración de la placa, en la que junto al primer edil participaron Tomás Dorronsoro y Arancha Roa, familiares de los ediles Corpus Dorronsoro y José Roa, una dantzari de Duguna interpretó un aurresku en honor de los homenajeados. Roa recordó que su abuelo fue detenido en 1936 y fusilado en Ibero en 1937, por lo que consideró “demasiado tiempo” los 80 años transcurridos desde entonces, 40 en democracia, “para poder tener reconocimiento y ser mínimamente reparadas las familias”. Aseguró en todo caso que en su familia, y en muchas otras que vivieron “aquellos terribles años, en ningún momento nos transmitieron sentimientos de odio, rencor o venganza”, sino que “guardaron silencio”, por lo que quiso hacer extensivo el homenaje a todos los navarros asesinados en su tierra, “silenciados, tapados, y olvidados en las fosas y cunetas”. - Efe