El buen tiempo llena de público las calles de la Ribera en las procesiones

Miles de personas presenciaron la del Encuentro y Viernes Santo en Tudela o la barroca del Santo Entierro en Corella

F.P-N/M.A. Galilea - Domingo, 16 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Procesión del Encuentro el viernes por la mañana en la plaza Vieja de Tudela.

Procesión del Encuentro el viernes por la mañana en la plaza Vieja de Tudela. (D.N.)

Galería Noticia

Procesión del Encuentro el viernes por la mañana en la plaza Vieja de Tudela.

TUDELA. La buena meteorología que está acompañando a la Semana Santa de 2017, y que no se daba desde hacía muchos años, sacó a la calle a miles de personas en las diferentes procesiones que se celebran, siendo las más reconocidas las de Tudela y la de Corella. En la capital ribera alrededor de mil personas tomaron parte en la procesión del Viernes Santo, dentro de las diez cofradías que existen en la capital ribera.

En el caso de Tudela, son varias las cofradías que han visto diminuir el número de integrantes por lo que durante el año se han realizado varios llamamiento para reforzarlas. Además, precisamente la ausencia de personas para llevar figuras al hombro, ha hecho que su número se haya reducido en los dos últimos años por lo que solo quedan dos pasos que se procesionan a hombros, mientras que el resto se hace con ruedas.

En la mañana del viernes Tudela acogió la celebración de la procesión del Encuentro que cada año congrega a más público. En ella se realiza un encuentro entre el Cristo atado a la columna y la Dolorosa, un encuentro antes de que sea llevado a la cruz. Se celebra en la plaza Vieja y es una de las citas más novedosas de la capital ribera.

En Corella miles de personas se dieron cita para asistir a la procesión barroca declarada de interés turístico por el Ministerio en 1967 por ser una de las cincuenta más características y originales de España. Junto a los pasos, diversos personajes bíblicos tomaron vida para representar las distintas escenas de la Pasión de Cristo en medio de un gran silencio por parte del público. De todas ellas está considerada como la más sobrecogedora el Encuentro con Cirineo, que ayuda a Jesús a cargar con una cruz de cien kilos de peso, y la Verónica, que le limpia la cara con un paño blanco en el que queda impresa la imagen del rostro. Son también representativos de esta procesión la Entrada en Jerusalén con distintos niños y Jesús a lomos de un burro, y El Prendimiento, en el que camina descalzo con una soga al cuello de la que tiran los verdugos, y La Muerte.

Por último Castejón celebró también su procesión el viernes por la noche. En la de la tarde del Jueves Santo se pudo ver alguna bandera republicana colocada en un balcón de la sede del partido Unión Popular Socialista Castejonera. En Castejón se recuperó la procesión en 2013, después de que desapareciera en 1970.