Solemnidad y silencio en la Semana Santa tafallesa

Cerca de 500 personas formaron parte del cortejo, 160 portando una decena de pasos

Domingo, 16 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Soldados romanos por delante del paso del Sepulcro.

Soldados romanos por delante del paso del Sepulcro. (CARMELO ARMENDÁRIZ)

Galería Noticia

Soldados romanos por delante del paso del Sepulcro.

TAFALLA. La ciudad del Cidacos celebró el pasado viernes la procesión del Santo Entierro, uno de los actos más característicos y tradicionales de la Semana Santa tafallesa. Un año más, esta manifestación religiosa resultó muy participativa y contó con la presencia de cerca de 500 personas distribuidas en diferentes grupos y 160 de ellas portando en andas una decena de pasos.

El día anterior a la procesión se constataba la falta de porteadores, ya que de los 160 necesarios para sacar en andas todos los pasos únicamente se habían comprometido a acudir 138. “Si no hay gente suficiente tendremos que dejar sin sacar a la calle el paso de la Cruz Alzada”, lamentaba Juan Pedro Monreal, presidente de la Hermandad de la Pasión. Sin embargo, el llamamiento que se hizo a última hora a través de las redes sociales y de los comentarios que se extendieron por la ciudad, lograron cubrir las 22 bajas.

Por otro lado, y al contrario de lo que ocurrió el año pasado cuando por primera vez no participó la Corporación municipal, en esta ocasión acudieron los ediles de UPN: Pablo Larrasoaña, Raquel Irigalba y Loren Albéniz.

dos horas de recorridoEl primer paso del cortejo era el de la Entrada de Jesús en Jerusalén y tras él desfilaron los pasos de la Oración en el Huerto de los Olivos, Los Azotes, el Ecce Homo, La Cruz a Cuestas,El Encuentro, La Cruz Lanzada, La Cruz Alzada, El Sepulcro y, por último,La Dolorosa. Además, también participaron un grupo de cantores de la Asociación de la Aurora, alegorías como las Siete Palabras o la Verónica con el paño con el rostro de Jesús, un grupo de soldados romanos, otros dos de tambores y acompañantes entunicados con farolillos encendidos. Cerrando la procesión, tres sacerdotes de las parroquias y de Escolapios ataviados con sus capas pluviales, la representación del Consistorio tafallés y la Banda La Tafallesa.

llamamiento “Este año hemos tenido dos bajas muy importantes que nos obligan a replantear para el próximo año el funcionamiento de la Hermandad de la Pasión”, lamentó Juan Pedro Monreal, en referencia al fallecimiento hace unos meses de Mari Carmen Esquíroz, “una de las encargadas de preparar todo lo relativo al vestuario de esta procesión” y la de Raquel Baena, que la pasada semana también perdió de forma repentina a su marido. “De cada paso hay un representante en la Junta de la Hermandad, pero eso no es suficiente para conseguir un mejor funcionamiento, tenemos que lograr una mayor participación para mejorar la procesión del Viernes Santo en Tafalla”, añadió el presidente de la Hermandad, que se mostró muy agradecido con las personas que trabajan por hacer posible la procesión.

Además y por primera vez, la Hermandad de la Pasión ha redactado y aprobado este mismo año unos estatutos y ha logrado tener entidad jurídica propia. Asimismo, están invitando a la ciudadanía a hacerse socios, aportando de forma voluntaria una cuota anual, que podría ser de un mínimo de 10€, y pasar a formar parte activa de la Hermandad. - C.A.