Aires femeninos en el día de los Bolantes de Valcarlos

Las mujeres bailaron por primera vez en los ‘jauziak’, hasta ahora exclusivos para los hombres
Con este cambio, se da respuesta a una necesidad generacional y a un interés popular

Patricia Carballo / Javier Bergasa - Lunes, 17 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:06h

Las mujeres participaron en la plaza de Santiago por primera vez en tres 'jauziak', hasta ahora bailados solo por hombres.

Las mujeres participaron en la plaza de Santiago por primera vez en tres 'jauziak', hasta ahora bailados solo por hombres. (Bergasa)

Galería Noticia

Las mujeres participaron en la plaza de Santiago por primera vez en tres 'jauziak', hasta ahora bailados solo por hombres.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

LUZAIDE/valcarlos- Una vez más, coincidiendo con Domingo de Resurrección, los Bolantes lucieron sus trajes y bailes tradicionales por las calles de Luzaide/Valcarlos. Pero ayer fue un día especial donde todas las miradas se centraban en ellas: las mujeres.

Y es que este año es la primera vez que las mujeres han podido participar en los bailes llamados jauziak, hasta ahora bailados solamente por los hombres. Con ello, se da respuesta por una parte a una necesidad generacional, ya que, a pesar de formar la corporación 110 dantzaris, la presencia masculina es cada vez menor y, por otra, al interés generalizado de los vecinos en integrar a las mujeres en los Bolantes. Al menos así quedó reflejado en la consulta popular que la Junta de Bolantes realizó el año pasado, donde el 75 % de los votantes se mostró a favor de que las mujeres participasen al mismo nivel que los hombres y entre ellos, un 65 % opinó que ellas deberían bailar con su traje actual.

Por el momento, las mujeres dieron ayer el primer paso tomando parte, tanto a la mañana como a la tarde, en algunos jauziak: Egi, Marianak, Ostalerrak, Zazpi Jauziak y Antxoriz. “Después de la consulta, hicimos un grupo de 35 mujeres que queríamos bailar los jauzis y empezamos a organizar quién bailaba qué, cuándo y cómo nos íbamos a intercambiar en los bailes. Las chicas hemos ensayado desde siempre, así que ya sabíamos bailar los jauziak”, aseguró la dantzari Oihana Zabalza Valencia.

NATURALIDAD La mañana comenzó con el tradicional almuerzo y la visita a los barrios de Pekotxeta y Bentas. Después, con un poco de retraso, se inició el desfile, desde el cruce de Ardandegia hasta la plaza de Santiago, donde centenares de personas aguardaban para disfrutar de esta tradición ancestral, declarada Bien de Interés Cultural en 2012. El vecino Juan Antonio Sánchez Chico dio la bienvenida a todos los visitantes, pidiendo un minuto de silencio por la vecina de Luzaide Margarita Lorda, que falleció el 1 de abril y que “siempre ha sido el alma mater de los almuerzos de los bolantes”.

Al son de la música de la fanfarre, los zapurras (ataviados con barba, gorro y un hacha en la mano) y los seis gorris (vestidos de rojo, forman parte de la junta de bolantes) abrieron paso al resto de la comparsa, formada por los bolantes, las dantzaris y los makilaris. Entonces llegó el momento más esperado: la entrada de las mujeres en tres jauziak. Dispuestos en dos círculos, las mujeres en el interior y los hombres por fuera, los bolantes ofrecían por primera vez una imagen que desde ahora será familiar en el día grande de Valcarlos. “Decidimos que íbamos a bailar tres danzas en un inicio, para que no fuera traumático para nadie y así entrar de forma natural. Creo que ha salido muy bien y hemos estado a la altura de las circunstancias”, dijo Ana García Ainciburu, de 45 años.

Por la tarde, en el frontón, la escena se volvió a repetir y las mujeres que a la mañana habían bailado las kontradantzak (vestidas de caseras), pudieron bailar los jauziak.

Un cambio positivo en una tradición ancestral que se ha vivido de forma natural. “Lo más difícil ha sido coordinar las entradas y las salidas. Por lo demás, ellas han decidido qué bailar”, explicó Ion Arricaberri, presidente de la Junta.