César Rupérez Navarro campeón de la Euroliga

“Cuando entrenaba en Maristas ni soñaba con ser profesional y ahora hemos logrado ganar la Euroliga”

La colección de títulos del navarro César Rupérez no tiene fin;tras llevarse la plata de Río, el fin de semana pasado conquistó la Euroliga como ayudante de Mondelo

Javi Gómez Fiba.com - Martes, 18 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Rupérez, en el centro, mordiendo la medalla de campeón de la Euroliga.

Rupérez, en el centro, mordiendo la medalla de campeón de la Euroliga.

Galería Noticia

Rupérez, en el centro, mordiendo la medalla de campeón de la Euroliga.

Pamplona- ¿Cómo se encuentra tras ganar la Euroliga?

-Exultante. Muy satisfecho por el trabajo realizado y también algo desbordado por tantas felicitaciones llegadas desde España y desde Navarra. Era algo que sabíamos que iba a ser muy difícil pese a ver realizado una muy buena fase de grupos. En este club nunca se había conseguido un hito así y eso hace que esté muy contento por realizar logros en los clubes donde nos contratan.

¿Se imaginaba, a principios de temporada, poder ganar el torneo invictas?

-Al principio todo el mundo daba por favorito a Ekaterimburgo y luego había unos tapados entre los que estábamos nosotros, Praga o Fenerbahce. La Final Four así lo reflejó, ya que entramos los cuatro. En la Liga Regular no perdimos ningún partido, pero jamás hubiéramos imaginado que fuéramos a ganarla y encima invictos ya que en esta competición cuesta mucho ganar cada partido, especialmente los que son fuera de casa sea cual sea la clasificación del rival.

Ha ganado una plata en los Juegos Olímpicos, ligas en China, ahora la Euroliga... ¿cuál es próximo reto?

-Está ahí a la vuelta de la esquina, ya que tenemos la final de la liga rusa este mismo fin de semana contra Ekaterimburgo, que, para mí, es la mejor plantilla de Europa. Va a ser muy duro, ya que es a cinco partidos y ellas tienen ganas de revancha después de que les hayamos ganado la Euroliga en su casa. No hay mucho tiempo de celebrar éste y vamos a ir a por el siguiente con la misma determinación con la que fuimos a por la Euroliga.

¿Se imaginaba cuando estaba en Maristas llegar a entrenar a un nivel tan alto?

-Cuando estaba por Azpilagaña ni me imaginaba estar entrenando a este nivel: compitiendo en Juegos Olímpicos, ganando la Euroliga o logrando vencer en campeonatos de ligas tan lejanas como la China. Casi ni soñaba con ser profesional del baloncesto. Las cosas se han ido sucediendo, he tenido suerte de que he estado en sitios donde las cosas han ido bien y han acompañado los resultados. Soy muy consciente que tengo que aprovecharlo ya que en el deporte profesional, y más en el femenino, no es algo que suela ser habitual que ocurra.

Después de unos años como segundo de Mondelo, ¿le apetece volver a ser primero o continuará con Lucas?

-Cuando acaba cada temporada lo valoro. Ha habido veranos en los que he tenido acercamientos con equipos para ir de primer entrenador. Pero de la misma forma, verano a verano, he decidido seguir con Lucas. Yo pienso que ser entrenador, aunque sea de segundo con un rol diferente, es muy interesante. Me encuentro muy cómodo con Lucas, me considero reconocido por él, opino, hablo mucho con él y decidimos cosas de forma conjunta, aunque él es el entrenador jefe y es quien toma las decisiones finales. Me veo muy recompensado en el trabajo con él, aunque sí que tengo ambición por ser primer entrenador. Pero creo que será evidente cuando hacerlo ya que encontraré el equipo que yo crea que

es el necesario para dar ese paso.

¿Se ve volviendo a entrenar a un proyecto femenino en Navarra?

-Sí que me veo, la verdad. Pero para eso debería haber un proyecto como el que hubo de UNB. Yo estaría encantado, por supuesto. Habría que ver si contractualmente podría si no estoy ligado en otro sitio, pero estaría encantado. Aún y todo, que hubiera un proyecto femenino de elite en Navarra sería una gran noticia. Jugadoras tenemos. Hay navarras en LF con experiencia, otras jóvenes, otras que apuntan muy alto. Falta la estructura de club y el apoyo económico. Por mi parte, encantado de entrenar en casa e intentar que un proyecto en Navarra llegara a buen puerto.

¿Este es el título que más ilusión le ha hecho?

-Este lo compararía con el primero de la liga de China. Un equipo recién ascendido en el que nadie daba ni un duro por nosotros, el esfuerzo que hicimos nosotros por acoplarnos a una cultura y una liga totalmente diferente, y con una recompensa importante como fue nuestro primer título fuera en la primera experiencia en la que salíamos fuera de Europa. Aquí ha sido lo contrario. Queríamos volver a demostrar que podíamos estar en el máximo nivel de Europa y el equipo tenía mimbres para hacer algo grande. En el mismo nivel estaría la plata olímpica por la transcendencia y lo difícil que es. Son los tres logros que pondría al mismo nivel entre los más importante.

las claves

“Este fin de semana comenzamos la final de la Liga contra Ekaterimburgo, que querrá revancha”

“La medalla de plata de los Juegos, la primera liga de China y la Euroliga son mis tres títulos más importantes”

“Ojalá vuelva a Navarra a entrenar a un proyecto de élite femenino, jugadoras para ello tenemos”