La oposición pide anular el referéndum que refuerza el poder de erdogan

El Gobierno turco da por irreversible el triunfo
La reforma al completo entrará en vigor tras las elecciones de 2019 Las protestas se suceden tras la consulta

Martes, 18 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:06h

Centenares de turcos protestan contra el referéndum en Estambul.

Centenares de turcos protestan contra el referéndum en Estambul. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Centenares de turcos protestan contra el referéndum en Estambul.

ankara- Turquía vive una tensa jornada poselectoral, en la que el Gobierno anuncia de forma triunfante profundos cambios como resultado de la reforma constitucional aprobada ayer en referéndum con el 51,4% de los votos, y la oposición pide que se anule por irregularidades.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, dijo a sus seguidores que la reforma de la Carta Magna, que le transferirá todo el poder ejecutivo, es “una bala trazadora” para las elecciones de 2019, año en el que se prevé implementar la mayor parte de los cambios aprobados.

Pero la oposición no da por válidos los resultados y el Partido Republicano del Pueblo (CHP, socialdemócrata), el segundo del Parlamento, pidió ayer a la Junta Suprema Electoral que anule el plebiscito por las irregularidades observadas.

El vicepresidente de la formación opositora turca Partido Republicano del Pueblo (CHP), Bulent Tezcan, avanzó que llevará su petición al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) si es necesario.

Tezcan dijo que su partido recibió reclamaciones de diversas regiones del país en las que los electores denuncian que no pudieron votar con privacidad mientras que el recuento de votos sí que se llevó en secreto, cuando debería hacerse de forma transparente.

Tezcan afirmó que la decisión de la Comisión Superior Electoral (YSK, por sus siglas en turco) de aceptar votos sin sellar va claramente en contra de la legislación.

“En este momento es imposible determinar cuántos votos había y cuántos fueron sellados después. Es por eso que la única decisión que pondrá fin al debate sobre la legitimidad de la votación es la anulación de la consulta por parte de la YSK “, dijo Tezcan a la prensa.

Entre las irregularidades que denuncia el CHP está la presencia de 2,5 millones de papeletas o sobres que carecen del preceptivo sello de la mesa electoral y que según este partido podrían ser “todos falsos”.

De ser así, el resultado podría sufrir un vuelco, dado que el Sí se impuso con una diferencia de apenas 1,3 millones de votos.

rechazo de las quejas El presidente de la Junta Suprema Electoral, Sadi Güven, rechazó las acusaciones recibidas y manifestó que los votos cuestionados eran “papeletas y sobres emitidos por la Junta Electoral, auténticos, no falsificados”.

Güven atribuyó a “desconocimiento o negligencia” de los componentes de la mesa el que faltase el sello, por lo que se reafirmó en la decisión de admitirlos como válidos, pese a que la ley electoral lo prohíbe expresamente, y aseguró que “no es la primera vez que se hace”.

“Esa decisión, tomada en ese momento, sí ha socavado una importante medida de protección y está en contradicción con la ley”, indicó la jefa de la misión de la OSCE, Tana de Zulueta.

“En general, el referendo no cumplió con las normas del Consejo de Europa”, advirtió Cezar Florin Preda, líder del equipo del PACE.

Pero Erdogan rechazó de forma tajante estas críticas y aseguró que Turquía ha hecho la consulta “más democrática que se haya visto en ningún país europeo”.

“Nunca haremos caso a los informes que hagan. Que digan lo que quieran”, dijo el presidente turco en un encendido discurso ante sus seguidores en Ankara.

El Ministerio de Exteriores turco también expresó “tristeza” por las críticas recibidas por parte de la OSCE y las achacó a “prejuicios” y “falta de imparcialidad” de la misión observadora.

Diversas protestas se han registrado en Turquía desde la celebración de la consulta. Una de ellas en la Universidad ODTÜ en Ankara. También hubo protestas en varios parques de Ankara, en el barrio de Besiktas en Estambul, donde cientos de manifestantes llevaban pancartas con frases como “Ganamos los del No” o “No al hombre único”. Algunas protestas fueron dispersadas por la policía.

El Gobierno turco ya da por irreversible su triunfo y, aunque la mayor parte de la reforma entrará en vigor tras las elecciones de 2019, tres puntos se implementarán ya. - Efe