Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El acusado del atropello múltiple de Tudela da positivo en cocaína

El juez encargado decide hoy si el joven milagrés A.L.P. C. ingresa en prisión de forma preventiva
Se entregó de forma voluntaria cuando supo que podían entrar a por él

Martes, 18 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:06h

El cadáver del fallecido en el atropello, tendido en el suelo, ayer en Tudela.

Galería Noticia

El cadáver del fallecido en el atropello, tendido en el suelo, ayer en Tudela.Lugar donde ocurrió el atropello del pasado domingo.

TUDELA. El conductor que el domingo se dio a la fuga después de arrollar mortalmente a un joven de 20 años en el camino de Las Norias cerca de Tudela y dejar heridas a dos chicas dio positivo en cocaína esa misma noche cuando fue detenido por agentes de la Guardia Civil en casa de sus padres en Milagro. El joven de 28 años de edad, A.L.P.C., nacido en Estella pero vecino de Milagro, fue encontrado por agentes de la Benemérita en su domicilio donde, tras ser detenido, pasó las diligencias a la Policía Foral. Cuatro horas después del suceso fue sometido de madrugada a los test de detección de droga y alcohol en saliva, siendo este último con resultado negativo. Tras pasar dos noches en la celda de la comisaría de Tudela hoy será puesto a disposición judicial como presunto autor de los delitos de homicidio por imprudencia grave, lesiones por imprudencia y omisión del deber de socorro.

LAS PRUEBAS Hacia las 16.00 horas de ayer, los dos testigos que viajaban con el acusado en el coche en el momento en que presuntamente arrolló a la cuadrilla que volvía a Tudela después de pasar el día en Las Norias, participaron en la recreación de los hechos junto con la Policía Foral. Sobre ellos, dos jóvenes de Castejón, no pesa ninguna acusación al ir de pasajeros y además bajaron rápidamente del Cintroën C4 oscuro en el que viajaba A.L.P.C. para prestar ayuda a los heridos. También ellos avisaron a los servicios de urgencias y colaboraron en la identificación del acusado. En el camino de las Norias se realizaron varias pruebas policiales para conocer in situ cómo habían sido los momentos anteriores y posteriores y la "dinámica del accidente" para saber, con pruebas, la velocidad que podían llevar en el momento del atropello, aunque algunos testigos hablaron de 100 kilómetros por hora. Desde la Policía Foral aseguraron ayer que existen fotos e "indicios" para poder determinar la conducción temeraria del joven milagrés de 28 años que había recogido a estos dos jóvenes de Castejón, que estaban en Las Norias, para llevarlos a Tudela.

Varios testigos señalaron en la noche del domingo que el conductor (que se dio a la fuga cuando los dos pasajeros bajaron del vehículo) había estado yendo y viniendo a gran velocidad y haciendo derrapes.

Cuando los agentes de la Policía Foral terminaron con los dos testigos (hacia las 17.00 horas) levantaron el cordón policial y permitieron pasar a peatones, bicicletas y vehículos por ese trozo del camino junto al Ebro que desde ayer a las 20.05 horas había permanecido cortado.

LA ENTREGA Aunque en un principio se señaló que se había entregado de forma voluntaria a la policía, tanto desde la Guardia Civil, que lo detuvo, como desde la Policía Foral, se puso en cuestión ese hecho. La Guardia Civil indicó ayer que tras tener conocimiento de los hechos se activó un dispositivo de búsqueda encaminado a localiza al autor y "gracias al conocimiento del terreno de los agentes" se consiguió localizar el vehículo del siniestro en el garaje de una vivienda.

En ese momento trataron, sin éxito, de que saliera de forma voluntaria tanto con llamadas telefónicas (pero tenía el móvil desconectado o no lo cogía) como llamando a la puerta de su casa. Finalmente, después de muchos intentos, y gracias a la tenacidad de los agentes, y a los avisos de que si no abría podían entrar a detenerlo, se entregó de forma voluntaria.

Según fuentes consultadas por este periódico, el juez podría imputar al joven de 28 años A.L.P.C. acusado del atropello, los delitos de homicidio por imprudencia grave, delito leve de lesiones por imprudencia y omisión del deber de socorro. Sin embargo, el hecho de que hubiera personas cerca de los heridos y del fallecido que pudieran asistirles podría, según algunas fuentes, impedir que el delito de omisión de socorro saliera adelante.

Con todo ello el juez determinará hoy si se queda en prisión preventiva a la espera del juicio, cosa poco probable de no ser por la alarma que ha causado el suceso, o lo deja en libertad.

CONCENTRACIÓN Unas gafas de sol abandonadas, una parrilla y alguna botella de kalimotxo en el margen del camino de Las Norias eran los únicos restos de la tragedia que el domingo puso fin a la celebración del Día del Ángel en Tudela. Por la tarde, a través de las redes sociales, varios amigos de los atropellados, que estaban con ellos en el momento del suceso en la noche del domingo, convocaron una concentración en la plaza de Los Fueros a las 19.30 para mostrar su repulsa por los hechos y su apoyo a las familias y amigos del fallecido y de los heridos.

Ante unas 1.500 personas leyeron un comunicado en el que manifestaron su deseo de que "se recuperen, al menos físicamente, lo antes posible", al tiempo que agradecieron tanto a los cuerpos policiales como al personal del hospital Reina Sofía el "trato humano que recibimos, tanto de ellos como de quienes practicaron los primeros auxilios". Igualmente se dirigieron a los padres del fallecido para comunicarles que "su hijo nunca estuvo solo, le estuvimos dando la mano hasta el último momento".