Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

El farolito

Mucho sexo

Por F.L. Chivite - Miércoles, 19 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:06h

a veces echo de menos el aire de la última página. Estar aquí dentro, en la prestigiosa sección de Opinión, es una responsabilidad. En cierto modo, se supone que estás obligado a opinar en serio. Y yo cada día me veo menos serio y más inseguro (lo digo en serio, creo). Además tiendo instintivamente a sospechar de los que se muestran demasiado seguros: de los papistas de cualquier credo (no lo puedo evitar). Al diablo con los credos arrogantes. A mí me gustaba la última página porque parece que estás fuera. Que vas más a tu aire. Y que puedes hablar de esto y de aquello, sin más. En especial, me encantaba la vecindad de las mini noticias del mundo insólito. Siempre he estado convencido de que esos flashes rápidos de historias locas y raras nos brindan la posibilidad de vislumbrar los límites de lo que en verdad somos cuando no sabemos qué ser. Algunas las atesoro con fiereza: Detenido en Brasil pastor evangélico por abusar de sus fieles convenciéndolas de que su pene era sagrado. Psicólogo asegura poder aumentar los pechos de sus pacientes en tres tallas por medio de la hipnosis. Científicos de EEUU demuestran que el cerebro está orientado a la infidelidad y al pecado. En Reino Unido crean un helado de viagra para la disfunción eréctil. Pescador encuentra consolador en el interior de un bacalao. Un hombre ebrio trata de tener relaciones sexuales con un buzón. Deja de ser monje budista para convertirse en una modelo transexual. Escandalizado por los lanzamientos de sujetadores, el presidente de Sri Lanka pide azotar con un pez venenoso a los promotores del concierto de Enrique Iglesias. Hay mucho sexo por todos los lados (y no siempre sano), eso está claro. No obstante, como bien dice mi cuñado (citando a Remy de Gourmont, el obispo espurio): “De todas las aberraciones sexuales la más singular tal vez sea la castidad”.

Herramientas de Contenido

Más sobre El Farolito

ir a El Farolito »