Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
POLICÍA FORAL MUESTRA CÓMO QUEDÓ EL COCHE DEL AUTOR DEL ATROPELLO MORTAL DE TUDELA

“En la curva di un frenazo, escuché un golpe pero no supe contra qué pegué”

El joven de Milagro acusado del atropello múltiple en Tudela, que admitió consumo de cocaína y cannabis, ofreció una versión inconsistente

Miércoles, 19 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:06h

Estado en el que quedó el turismo, con las marcas en el capó de los tres jóvenes atropellados.

Estado en el que quedó el turismo, con las marcas en el capó de los tres jóvenes atropellados. (Cedida)

Galería Noticia

Estado en el que quedó el turismo, con las marcas en el capó de los tres jóvenes atropellados.Así quedó el vehículo que conducía el autor del atropello múltiple en Tudela.Un vehículo de la Policía Foral traslada al joven Abel L.P.C. después de que la juez ordenara su ingreso en prisión provisional.

PAMPLONA- A pesar de los contundentes testimonios de los testigos, el joven Abel L.P.C. intentó exculparse ante la juez de los hechos que se le imputan y negó haber conducido a gran velocidad e incluso ser consciente de haber atropellado a alguna persona en el camino de Las Norias de Tudela el pasado domingo. “En la curva di un frenazo, escuché un golpe pero no supe contra qué había pegado”, afirmó a preguntas de la magistrada...

El investigado, que declaró entre lágrimas y lamentó en diversas ocasiones lo sucedido, admitió haber consumido cocaína y también haber fumado porros con anterioridad al atropello, pero sostuvo que no percibió que circulara a excesiva velocidad, que “no iba muy rápido”, por el camino de grava en el que se produjeron los hechos.

Abel L.P.C. recordó que había “más vehículos y grupos de gente” en la zona, y que al llegar a una curva y tener miedo a chocar contra una furgoneta, dio un frenazo, giró el volante y escuchó un golpe, pero no se percató de que hubiera a atropellados a varias personas. Añadió que se asustó porque había consumido drogas, por lo que decidió irse del lugar, si bien reconoció que metros más adelante, ante la insistencia de los dos ocupantes del vehículo -dos chicos que le habían pedido que les llevase en el coche-, se detuvo para que se apearan y posteriormente él siguió su marcha.

A continuación, según declaró el investigado, se detuvo nuevamente en un campo cercano para retirar la luna delantera, porque al encontrarse fracturada le dificultaba la visión, sin poder dar explicación a los motivos por los cuales se había roto. La juez le exhibió una fotografía de la luna, que fue localizada por agentes de la Policía Foral.

El joven, que aseguró que desde el momento del siniestro no volvió a consumir sustancias estupefacientes, explicó que seguidamente siguió su camino hasta el domicilio familiar en Milagro, metió el coche en el garaje, le contó lo sucedido a su madre, quien se mostró muy disgustada y le dijo que tenía que entregarse a la Policía, y que se metió en la cama y se quedó dormido. Aunque el atestado indica que intentó limpiar la sangre del turismo, el joven lo negó ayer durante su declaración. - F.P-N/J.M.S.

Más sobre Navarra

ir a Navarra »