Otro conductor de villavesas vuelve a ser víctima de una agresión física

Este chófer ya sufrió un episodio similar en San Jorge
Es el tercer hecho violento en los 2 últimos meses
La grabación del autobús puede ayudar a localizar a los autores

Kepa García - Miércoles, 19 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:06h

Presentación en enero de 2016 de los nuevos autobuses de transporte urbano comarcal.

Presentación en enero de 2016 de los nuevos autobuses de transporte urbano comarcal. (Foto: Patxi Cascante)

Galería Noticia

Presentación en enero de 2016 de los nuevos autobuses de transporte urbano comarcal.

pamplona- Por tercera vez en los dos últimos meses, un conductor de villavesas ha vuelto a ser objeto de una agresión física en su puesto de trabajo. Ocurrió la pasada madrugada en la parada de Mendillorri, línea N6, donde un empleado del transporte público comarcal sufrió la acometida violenta de dos jóvenes a los que previamente había recriminado por beber dentro del vehículo. Sufrió patadas y golpes en la cara que le causaron la rotura de las gafas y heridas de diversa consideración de las que fue atendido inmediatamente después en un centro sanitario de Pamplona. El chófer se encuentra de baja y muy afectado psicológicamente por lo sucedido, según explicó Juan Antonio Aldudo, delegado de prevención de TCC.

Los hechos ocurrieron sobre las 00.45 horas del martes en el barrio de Mendillorri. Fuentes oficiales de la Policía Municipal indicaron ayer que antes de la agresión, el conductor había tenido que llamar la atención a un grupo de jóvenes (dos chicos y una chica) por negarse a pagar el billete. Durante el trayecto, volvió a recriminarles por su comportamiento irrespetuoso con el resto de usuarios y por beber en el interior del autobús.

Cuando el vehículo llegó a la parada de Mendillorri, los dos chicos le lanzaron el contenido de una botella que llevaban y la emprendieron a golpes con él, con arañazos y patadas, mientras le insultaban. Una vez cometida la agresión, los dos autores salieron huyendo.

Hasta el lugar se desplazó una patrulla de la Policía Municipal que tomó declaración al agredido y a un pasajero que salió en su defensa. Con el testimonio de ambos, junto a la grabación de la cámara que lleva incorporada el vehículo, los investigadores confían en localizar a los autores en breve plazo y ponerles a disposición de la autoridad judicial.

dos agresiones en dos semanasSe da la circunstancia de que el conductor agredido la pasada madrugada ya sufrió un episodio similar a finales del mes pasado, cuando fue insultado por varios menores en el barrio de San Jorge. El tercer incidente grave habido en Pamplona en las últimas semanas tuvo lugar en la cuesta del Labrit en la madrugada del 5 de marzo, cuando un usuario propinó a otro conductor varios puñetazos y golpes en la cara, abriéndole el labio, después de que le pidiera que pagara el billete.

Este conjunto de hechos violentos, junto a otros episodios de menor intensidad, (como insultos o vejaciones) está causando una importante preocupación entre los empleados de TCC, que a mediados de marzo protagonizaron una concentración para denunciar su situación.

mancomunidad

videovigilancia en 30 vehículos más

Medidas. Fruto de los acuerdos alcanzados entre la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona y el comité de empresa de TCC, encargada del transporte público, está previsto que antes del verano se incorporen cámaras de videovigilancia a otros treinta vehículos urbanos con el objeto de mejorar la seguridad de los conductores ante hechos violentos o de otra naturaleza. Hay que tener en cuenta que todos los nuevos autobuses adquiridos por la Mancomunidad desde 2016 disponen de este sistema, que permite el visionado del interior de los vehículos. De momento no se contempla la instalación generalizada de mamparas para la protección de los conductores.