Víctor Arévalo jugador del magna gurpea

“Ni en el mejor de los sueños pensaba que iba a reaparecer goleando al líder”

El 19 de noviembre Víctor Arévalo se rompió el quinto metatarsiano. Cinco meses ha tardado en volver. Eso sí, por la puerta grande

M.J. Armendáriz Oskar Montero - Jueves, 20 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Víctor Arévalo recibe el balón ante la presión de Petry, del Burela.

Víctor Arévalo recibe el balón ante la presión de Petry, del Burela.

Galería Noticia

Víctor Arévalo recibe el balón ante la presión de Petry, del Burela.

pamplona- Después de cinco me-ses, Víctor Arévalo volvió para marcar uno de los seis goles del triunfo del Magna ante el líder, el Barcelona.

Lo suyo fue un regreso al equipo por la puerta grande.

-Durante la semana había tenido alguna molestia en el tobillo, porque había perdido mucha resistencia, y no sabía si iba a poder jugar algún minuto. Ni en el mejor de los sueños pensaba que iba a ser así.

Una gesta más de este equipo.

-Sí, llegábamos bastante mermados y con cinco jugadores para las rotaciones y yo, que no sabía ni cómo iba a responder. Pero fuimos con intención de liarla y este equipo responde siempre. Es la esencia de este club.

¿Cómo le respondió el pie?

-Después del partido, no me es que me doliera el pie, me dolía todo el cuerpo. No sabía de qué quejarme. Pero estoy bien. Me vino bien un partido así, porque tenía un poquito de miedo al pisar, pero como las rotaciones fueron continuas y no se podía pensar en otra cosa que no fuera el partido, me olvidé del tobillo.

Cinco meses de baja, un tiempo largo para su lesión.

-Era una baja de dos o tres meses, pero el callo de la operación no acababa de cerrarse, tenía dolores que a los tres meses no me dejaban ni correr, después el tobillo se me quedó bloqueado... Ha sido largo y duro, porque es la primera lesión fuerte y estar lejos de tu familia no es fácil, pero me he visto apoyado por mis amigos de Málaga y por la gente de Pamplona, tanto del club como de fuera. Te das cuenta a las personas a las que les importas, valoras otras cosas y me ha venido bien.

Se perdió la Copa de España, pero vuelve para la Copa del Rey.

-Tengo la espinita de no haberla jugado, pero sí que la disfruté y comprobé que es peor estar fuera que dentro, porque los nervios me podían y sacaba esa rabia que no podía mostrar en la pista. Parecía un ultra. Pero espero estar en la final de la Copa del Rey, porque es algo muy especial. Intentaremos hacer todo lo posible para que la Copa venga a Navarra. Aunque antes hay que luchar por el cuarto puesto.

¿Sorprenderá con un look nuevo?

-Me lo están preguntando tanto que no sé si dejaré la sorpresa para el final o si me quedaré como estoy. Siempre me ha gustado cambiar la imagen. Forma parte de mi personalidad.