El Real cumplirá 200 años con ‘Aída’ y estrenos como el de ‘Dead Man Walking’

La danza también estará presente con Víctor Ullate y el Ballet Nacional

Jueves, 20 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:08h

El director artístico, Joan Matabaosch (i), su presidente, Gregorio Marañón (c), y su director general, Ignacio García-Belenguer (d), ayer delante del Teatro Real.

El director artístico, Joan Matabaosch (i), su presidente, Gregorio Marañón (c), y su director general, Ignacio García-Belenguer (d), ayer delante del Teatro Real. (Foto: Efe)

Galería Noticia

El director artístico, Joan Matabaosch (i), su presidente, Gregorio Marañón (c), y su director general, Ignacio García-Belenguer (d), ayer delante del Teatro Real.

madrid- La temporada 2017-18 del Teatro Real, que coincidirá con su 200 aniversario y el vigésimo de su reapertura, combinará grandes “hitos” de su historia, como Aída y La boheme, con obras que nunca se interpretaron en su escenario, como Dead Man Walking, de Jake Heggie, y Die Soldaten, de Bern Alois Zimmermann.

“En estos últimos 20 años el Real ha resurgido como la tercera institución cultural en España y sobre su pasado queremos construir nuestro futuro”, destacó ayer en rueda de prensa el presidente de su patronato, Gregorio Marañón.

Será el 11 de octubre de 2017 cuando se cumplan dos décadas de la reapertura y el 23 de abril de 2018 cuando se conmemoren dos siglos de historia, razón por la que se recuperarán como “autohomenajes” las obras que lo inauguraron en sendas ocasiones: Aída, de Verdi, con una “recreación” de la puesta en escena de Hugo de Ana de 1998, y La favorita, de Donizetti, en versión de concierto. Pero junto con “esta selección de títulos, de lo más esperado del gran repertorio”, que incluirá también Carmen de Bizet, La boheme, de Puccini, y Lucia di Lammermoor, de Donizetti, se seguirá teniendo “muy vigente que el bicentenario sirva sobre todo para la ampliación del repertorio”.

Según destacó el director artístico del Teatro Real, Joan Matabosch, en la próxima temporada se estrenarán seis óperas que nunca se habían representado en Madrid, como Lucio Silla, la tercera ópera que compuso Mozart, cuando contaba 16 años, y que constituyó un punto de inflexión en su carrera, por cuanto empezó a escapar “de los corsés estilísticos de la época”. Como Mozart, también el Real buscará “abrir fronteras en la ópera” con piezas como Street scene, de Kurt Weill, obra de 1929 premiada con el primer premio Tony a la mejor partitura original y “compuesta para Broadway sin querer ser un musical, que por su complejidad no se amolda a su sistema de producción y que resulta asimismo atípica para un teatro de ópera”.

Por primera vez en Madrid se podrá ver también Gloriana, “una de las mejores óperas” de Benjamin Britten, como él mismo consideró este encargo para conmemorar la coronación de Isabel II de Inglaterra.

Estreno estatal será Die Soldaten, de 1965, que “pone el acento en la influencia todopoderosa del medio social sobre unos seres humanos ordinarios que están atrapados” y que se configura como una “declaración de guerra” contra las tesis del teatro clásico sobre la unidad de lugar, acción y tiempo. Las direcciones musical y escénica correrán a cargo de Pablo Heras-Casado y Calixto Bieito, respectivamente.

Después de su fulgurante periplo (desde el año 2000 ha sido programada en 50 teatros internacionales), Dead Man Walking también se estrenará en España y contará con Joyce DiDonato como estrella, en el mismo papel de la monja que encarnó Susan Sarandon en su versión cinematográfica, Pena de muerte. Por último, la creación actual estará representada por el estreno mundial de El pintor, de Juan José Colomer, con libreto y dirección de Albert Boadella en colaboración con los Teatros del Canal.

Respecto a la danza, la programación estará compuesta por cuatro espectáculos: Carmen, por el Víctor Ullate Ballet (Teatros del Canal);Sorolla, por el Ballet Nacional de España;coreografías de Jacopo Godani, por la Dresden Frankfurt Dance Company;y una nueva producción de El lago de los cisnes, por The Royal Ballet.

Público joven Habrá además siete producciones dirigidas al público más joven, con la reposición de la ópera Dido &Eneas, de Hipster Tale y El desván de los juguetes;y cinco nuevas producciones (Mi madre la oca, Cine antiguo con músicas nuevas, La cara oculta del piano, la ópera El teléfono, o el amor a tres y el ballet Pulcinella).

En el marco del bicentenario, se apostará por las nuevas tecnologías para llevar la ópera a ayuntamientos, auditorios y plazas de todo el Estado y en primavera se acogerá la primera reunión del World Opera Forum, que convocará a 150 teatros de todo el mundo. Habrá más “hitos” que representarán la doble conmemoración, como dos libros sobre la historia del Real y un acto que recordará cuando el Real se convirtió en sede del Congreso de los Diputados entre 1841 y 1850. - Efe