El desempleo baja en marzo en el Bidasoa pero sube en Baztan

La mejoría del mercado laboral fue generalizada con datos muy positivos en Bera y en Lesaka

Jueves, 20 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:07h

elizondo- El desempleo bajó el 3,5% en marzo en toda la cuenca del Bidasoa, pero de forma sorprendente subió el 6,81% en el Valle de Baztan donde, al parecer, los contratos para la Semana Santa se dejaron para el último momento. Ahora, los demandantes de empleo se elevan a 916 en la comarca (33 menos que en febrero y 53 menos que en el mismo mes del año pasado), de los que 408 son hombres y 508 son mujeres.

En Baztan, 16 personas perdieron su empleo en el mes de marzo (9 hombres y 7 mujeres), casi el 60% en el sector de servicios que es el que influye más en el mercado laboral de la comarca. En total, el Valle de Baztan registra 251 parados de los que 129 son hombres, 122 son mujeres y lo peor es que 115 superan el tramo de los mayores de 45 años, que son los que más dificultades tienen para encontrar un trabajo.

El paro, por el contrario, bajó el 14,29% en Bera donde se ocuparon 20 personas (11 hombres y 9 mujeres) y el número de desempleados se eleva ahora a 120, de los que 49 son hombres y 71 son mujeres. Entre los mayores de 45 años se registraron nueve empleos y ahora los parados son 53 en este tramo de edad.

En Lesaka también se dieron datos positivos, con una baja del 6,10% en el desempleo que se traduce en cinco personas que consiguieron trabajo y el municipio se encuentra ahora en una de sus mejores situaciones laborales, con únicamente 77 demandantes y una tendencia continuada a la baja. Los parados son 37 hombres y 40 mujeres, de ellos 38 que superan los 45 años.

En Sunbilla no se registraron cambios y con 28 personas demandantes de empleo el paro es afortunadamente casi testimonial, y en Doneztebe el mercado laboral también mostró buena cara con el 3,88% de baja (cuatro parados menos) y 99 demandantes de empleo, 43 hombres y 56 mujeres, y también siguiendo una mejoría continuada. Las oscilaciones, con todo, se deben a la temporalidad de la actividad económica y la precariedad de los empleos que, a partir de este momento, y con la primavera y verano se reducirá el paro. - L.M.S.