La jueza archiva una querella contra el alcalde de Egüés por el trasfondo político de la acusación

La denuncia contra Alfonso Etxeberria fue presentada por un cargo de UPN

Kepa García - Jueves, 20 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Alfonso Etxeberria.

Alfonso Etxeberria. (Foto: Unai Beroiz)

Galería Noticia

Alfonso Etxeberria.

pamplona - El juzgado de Instrucción número 1 de Aoiz ha decretado el archivo provisional de una querella presentada contra el alcalde de Egüés, José Alfonso Etxeberria, de Geroa Bai, por el que fuera concejal de UPN en el en diferentes periodos de los últimos mandatos, Ángel Javier Jiménez López.

La querella tenía como objetivo tapar las presuntas irregularidades de la época anterior y sembrar la duda sobre la gestión de Exteberria tras hacerse cargo de la Alcaldía. Se le atribuía en la querella que en el momento de concluir las viviendas de Erripagaña el 25 de octubre de 2012, “siendo el querellado en ese momento presidente de Andacelay desde mayo de 2012 y consejero delegado de Egüés 21 desde marzo del mismo año, no exige ni los gastos financieros ni el aval de fin de obra a Nasipa, consintiendo así que se imputen la totalidad de esos gastos, que suman casi el millón de euros, a la sociedad mixta”.

La magistrada recuerda en su resolución “que muchas de las irregularidades detectadas por Comptos fueron denunciadas por el propio Etxeberria junto a otros grupos políticos”. En el auto se concluye que será la posterior fase procesal la que determine la posible significación penal de los hechos, pero, en relación a esta querella, agrega, “parece quedar claro que subyace un trasfondo político entre los grupos, que a lo más, correspondería al ámbito administrativo y no penal”. La magistrada señala que, si bien en el informe de Comptos se aludía a irregularidades, “no puede compartirse indiciariamente con el querellante la responsabilidad que atribuye al querellado en su escrito”.

contra la corrupciónNo se trata de la primera iniciativa judicial a la que tienen que hacer frente los cargos públicos que pusieron al descubierto las irregularidades en el Valle de Egüés. Un procedimiento contra varios de ellos está en marcha en el juzgado de Aoiz después de que se recuperara de un ordenador de la sociedad Andacelay información que había sido previamente borrada. El ordenador en cuestión había sido utilizado por la exedil Carolina Potau, que al conocer que un experto consiguió que los datos salieron a la luz puso una denuncia por violación de su intimidad. La juez de Aoiz ha citado a declarar por este caso a los cargos públicos Alfonso Etxeberria, Mikel Bezunartea, Álvaro Carasa, Mikel Etxarte, Joseba Orduña y Amaia Etxarte.