El Banco de España supervisará el uso de nuevas tecnologías en la venta de productos bancarios

El subgobernador pide a las entidades que prioricen
“sencillez y veracidad” en la comunicación con sus clientes

Viernes, 21 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:08h

MADRID- El subgobernador del Banco de España, Javier Alonso, afirmó que la institución tiene previsto a lo largo de este año iniciar actuaciones de supervisión del uso de nuevas tecnologías en la contratación de productos bancarios.

La intención de la institución este año es reforzar sus actuaciones relacionadas con la supervisión de la conducta bancaria, según explicó Alonso, que detalló que en 2016 se llevaron a cabo 109 actuaciones relacionadas con la comercialización de créditos hipotecarios y al consumo, el funcionamiento de los servicios de atención al cliente y el respeto a las normas sobre publicidad bancaria.

“Se requieren mayores esfuerzos para asegurar que el cliente bancario, principal activo de la entidad, es capaz de comprender las condiciones de la operativa que está realizando, sean cláusulas de los contratos o precios de los servicios”, indicó.

Además, Alonso señaló que “debe extremarse el celo en facilitar una adecuada información precontractual, al tiempo que debe erradicarse la venta de productos a clientes cuyo perfil no es apto para comprarlos”.

El subgobernador del Banco de España advirtió a las entidades bancarias de que los nombres y la descripción de los productos bancarios “no deben ser confusos” respecto a sus características de rentabilidad y riesgo ni ser utilizados “como herramienta comercial engañosa”. Deben priorizar “sencillez y veracidad” en la comunicación con sus clientes, evitarse el uso de términos que ofrezcan una falsa sensación de seguridad ante sus intereses.

En su opinión, la necesidad de mejorar el lenguaje es “aún más apremiante”, dado que “el diálogo entre el banco y el cliente no es un diálogo de fuerzas equilibradas”.

En cuanto a las nuevas tecnologías advirtió que “estamos ante un gran cambio tecnológico en el sector bancario cuyos efectos están aún por concretarse”. - E.P.