Giro del Supremo en el despido de los indefinidos no fijos

El Tribunal determina una indemnización de 20 días por año de servicio, frente a los 8 que establecía hasta ahora

Viernes, 21 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Fachada del Tribunal Supremo, en Madrid.

Fachada del Tribunal Supremo, en Madrid.

Galería Noticia

Fachada del Tribunal Supremo, en Madrid.

madrid- El Tribunal Supremo ha determinado que los trabajadores indefinidos no fijos del sector público, cuando son cesados por cobertura de la plaza que ocupaban, tienen derecho a una indemnización de 20 días por año de servicio, con límite de 12 mensualidades, frente a los 8 días por año que establecía hasta ahora su jurisprudencia en los casos de ceses por amortización de vacantes.

En el fallo, el Supremo explica que ha modificado el criterio respecto a estas indemnizaciones en virtud de cuatro argumentos. El primero de ellos es que el indefinido no fijo no puede equiparse al personal temporal, por lo que no correspondería abonarle una indemnización reservada para los contratados de manera temporal.

En segundo lugar, el Alto Tribunal argumenta que el origen de la figura del personal indefinido no fijo “se encuentra en un uso abusivo de la contratación temporal por parte de algún órgano administrativo”. De este modo, añade, cuando ese uso abusivo de la contratación temporal se lleva a cabo por empresas privadas el contrato se convierte en fijo. En el caso de la Administración no puede imponerse dicha sanción porque el acceso a la Función Pública debe hacerse mediante concursos públicos en los que se respeten los principios de igualdad, mérito y capacidad.

El tercer argumento que aporta el Supremo se basa en que la figura jurídica del contrato indefinido no fijo es diferente del contratado temporal y del fijo. Al no tratarse de un contrato temporal, el Tribunal entiende que “parece insuficiente” la que hasta ahora le ha venido reconociendo la Sala (8 días por año).

Por último, el Supremo señala que la ausencia de un régimen jurídico propio del contrato indefinido no fijo -el Estatuto Básico del Empleado Público reconoce esta figura pero no regula sus elementos esenciales-, “obliga a la Sala a resolver el debate planteado en torno a la indemnización derivada de la extinción de tal contrato, cuando la misma se produce por la cobertura reglamentaria de la plaza”. - E.P.