Gracias a la vida

Javier Gómez Calvo - Sábado, 22 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:09h

La vida nos pone a cada cual en su sitio, supongo que sí. Que el tiempo todo lo cura, la verdad sí, al menos ves las cosas de manera diferente, sucesos que quizás perdonas, pero no olvidas. Pero cuando surge el amor, y ya no eres un chaval ni mucho menos, eso ya no llega solo al corazón, sino al mismísimo fondo del alma. Saber que quieres tanto, y pensabas que no sabías querer, que sabes acariciar, abrazar, besar, que lo que más esperas es el momento de volver a verla, aunque solo hayan pasado unas horas. Y todo lo haces porque sí, porque te sale... y sabes que recibes más, mucho más, porque te sientes tan bien... En fin, ser un privilegiado por tener la suerte de ser querido, y más aún, por tener también una hija maravillosa, que siempre estará ahí, en el fondo de mis entrañas, para todo lo que necesite.

Y aprender a vivirlo día a día, que es lo que cuenta.