Editorial de DIARIO DE NOTICIAS

La corrupción asciende por el PP

La declaración de Aguirre, los intentos del Fiscal Anticorrupción de limitar la investigación y la dimensión de las empresas registradas y personas imputadas señalan que la trama alcanza al máximo nivel del partido

Sábado, 22 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:07h

La declaración judicial de Esperanza Aguirre apuntando que imputados en la trama Gürtelmantenían relaciones “con el PP nacional”;las denuncias de interferencia en la investigación del fiscal anticorrupción, Manuel Moix;o el registro por la Guardia Civil de empresas de la dimensión de OHL e Indra en el marco de la operación Lezo anuncian que lo que se inició en torno al PP de Madrid y a su ex secretario general y expresidente madrileño, Ignacio González, se extiende hacia los primeros niveles del partido que preside Mariano Rajoy. No es casualidad que Esperanza Aguirre, hoy portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid pero nada disimulada crítica de Rajoy desde antes de perder con él la pugna por la presidencia del partido, eleve al PP “nacional” las relaciones de los imputados en la mayor trama de corrupción de la historia de una formación política. Aguirre teme que tras la imputación de sus colaboradores, Francisco Granados e Ignacio González, ella sea el cortafuegos de lo que, en todo caso, sabe que se ha extendido mucho más allá de sus responsabilidades. Además, tras las grabaciones entre Ignacio González y el exministro Zaplana respecto al nuevo fiscal anticorrupción, nombrado en febrero, y su afinidad al PP, la constatación de que los fiscales que desarrollaban la investigación tuvieron que recurrir a la Junta de Fiscales para evitar que la interferencia de aquél limitara las actuaciones contra la trama así como la imputación del director de La Razón, Francisco Marhuenda, por coacción en el intento de detener esas actuaciones;parecen desvelar esfuerzos demasiado notorios para que la amenaza se ciñera otra vez a una agrupación territorial del PP, aun siendo Madrid, y a aquel a quien Rajoy ya había apartado para situar a Cifuentes. Como también parece más que lógico que los registros en busca de aportaciones irregulares en empresas como OHL (4.369 millones en ventas en diez años, con el ex ministro franquista de Arias Navarro, Villar Mir -la madrugada de ayer fue detenido su yerno López Madrid, amigo personal de Felipe de Borbón y de Letizia Ortiz en esta misma operación por el presunto pago de sobornos-, como principal accionista) e Indra (2.700 millones anuales en ventas, con participación mayoritaria de la SEPI y presidencia de Fernando Abril Martorell, hijo del ministro de Suárez del mismo nombre), ambas con relevantes contratos con la administración, se relacionarían más con una financiación irregular general del PP que con el enriquecimiento ilícito de sus barones.

Más sobre Editorial

ir a Editorial »