Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Absuelta de alquilar un piso en Tudela en el que una joven era obligada a prostituirse

La acusada dijo que desconocía que en la vivienda se ofrecieran servicios sexuales

Sábado, 22 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Exterior del Palacio de Justicia de Pamplona.

Exterior del Palacio de Justicia de Pamplona. (Foto: Oskar Montero)

Galería Noticia

Exterior del Palacio de Justicia de Pamplona.

PAMPLONA- El Juzgado de lo Penal número 4 de Pamplona ha absuelto a una mujer propietaria de una vivienda en Tudela que alquiló a un hombre de nacionalidad china que la utilizaba para obligar a una compatriota suya para ejercer la prostitución, hechos por los que este último fue condenado en septiembre del año 2015.

El condenado, según la sentencia de conformidad de 2015, desde abril del 2012 se benefició del ejercicio de la prostitución que una compatriota ejercía en un piso de la avenida Zaragoza de Tudela. Según se relata en la sentencia, el hombre, cada vez que la ciudadana china quería abandonar el piso donde trabajaba, se lo impedía y le obligaba a continuar ejerciendo la prostitución sin pagarle nada, reteniéndole lo que ganaba y amenazándola de muerte. “Todo ello se lo decía el acusado de forma muy agresiva y creíble, a la vez que la maltrataba sujetándola por el cuello y golpeándola en la cabeza”, se destaca en la sentencia.

Posteriormente, en otra vista oral, la propietaria del piso declaró que conoció a este hombre porque le quería alquilar su vivienda, de la que finalmente llegó a alquilar una habitación. La mujer afirmó que sabía que en ese piso se daban “masajes”, pero desconocía si el hombre obligaba a ejercer la prostitución, que no guardaba ni el pasaporte ni el dinero de las chicas y que es cierto que fue a recoger un dinero a Miranda de Ebro, pero que el mismo no tenía nada que ver con la prostitución.

Además, relató que no estuvo allí entre los meses de abril a noviembre del año 2012, que ella también daba masajes, que no ha amenazado ni obligado a nadie a ejercer la prostitución y que no se ha quedado con dinero por esa actividad. El juez considera en la sentencia que en este juicio no se ha practicado prueba de cargo suficiente para condenarla. - D.N.