El Atlético sigue firme en el tercer puesto

ESFUERZO | Antoine Griezmann resuelve en el minuto 73 un duelo marcado por la igualdad

Domingo, 23 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Griezmann, celebrando su gol.

Griezmann, celebrando su gol. (Foto: Quique García)

Galería Noticia

Griezmann, celebrando su gol.

Espanyol 0

Atlético de Madrid 1

ESPANYOL Diego López;Javi López (Marc Navarro, min.82), David López, Diego Reyes, Aarón;Jurado (Reyes, min.82), Fuego, Víctor Sánchez, Piatti;Gerard Moreno y Caicedo (Baptistao, min.62).

ATLÉTICO DE MADRID Oblak;Giménez, Savic, Godín, Filipe;Koke, Gabi, Saúl, Carrasco (Gameiro, min.64);Torres (Thomas, min.46) y Griezmann.

Gol 0-1 min. 73: Griezmann.

Árbitro Bikandi Garrido (Comité Vasco). Amonestó a Gabi (min.11), Godín (27), Caicedo (30), Saúl (57) y Piatti (63).

Estadio Cornella-El Prat. 27.777 espectadores.

Cornellá-El prat- El Atlético de Madrid se sobrepuso al hambre del Espanyol con la inspiración de Griezmann en el minuto 73, al firmar un choque sin excesiva fluidez, pero con el oficio suficiente para dejar al anfitrión sin puntuar y atenuar su sueño europeo.

A lo largo del primer tiempo, la entrega sobró en ambos equipos, pero a los dos les faltó puntería. Los de Simeone no estaban finos arriba, quizá por el desgaste en la Champions, pero no son la mejor defensa de la Liga por casualidad, y apenas dejaron llegar al Espanyol.

En la reanudación, Thomas entró por Torres. El Cholo adelantó a Carrasco. Quique Sánchez Flores mantenía su idea inicial: su equipo parecía ahora más revolucionado, incisivo y con hambre. Piatti dispuso de dos ocasiones en los primeros diez minutos que levantaron Cornellà-El Prat. Pero después no hubo un dominador claro.

Sin embargo, a partir del minuto 70, todo cambió: primero amenazó Gameiro, muy solo ante Diego López, aunque falló el remate. Y Griezmann sí estuvo certero al aprovechar un rechace tras un tiro de Saúl. Pegó el balón al palo y superó al meta gallego.

El Espanyol buscó el empate, y pudo lograrlo un cañonazo de Baptistao, pero Oblak estaba ahí para detenerlo, y el Atlético controló bien los últimos minutos. - Efe