El Málaga deja casi sellada su salvación

seguridad los de michel vencieron con solvencia a un valencia que corta su ascenso en la tabla

Domingo, 23 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:10h

Málaga 2

Valencia 0

MÁLAGA Kameni;Rosales, Luis Hernández, Llorente, Ricca;Ontiveros (Keko, m.71), Camacho, Recio, Jony (Juan Carlos, m.58);Fornals, Sandro (Charles, m.86).

VALENCIA Diego Alves;Cancelo, Garay (Orellana, m.44), Mangala, Lato;Munir (Nani, m.70), Parejo, Enzo Pérez, Carlos Soler;Medrán (Zaza, m.74) y Santi Mina.

Goles 1-0, min.35: Recio. 2-0, min.39: Sandro.

Árbitro Iglesias Villanueva (Comité Gallego). Mostró tarjeta amarilla a los malaguistas Recio (m.12), Llorente (m.45) y Juan Carlos (m.69), y a los valencianistas Mangala (m.38), Parejo (m.61) y Enzo Pérez (m.69).

Estadio La Rosaleda ante unos 26.000 espectadores..

málaga- El Málaga ganó 2-0 al Valencia y selló su permanencia virtual en Primera en un choque que solventó con nota y en el que, con goles de José Recio y de Sandro Ramírez en el tramo final del primer tiempo, frenó la escalada del conjunto de Voro, algo espeso y que vio truncada su racha de cuatro partidos sin perder.

El equipo entrenado por Míchel empezó bien. La rapidez por las bandas del Málaga creaba incertidumbre en la zaga valencianista, que defendía los centros y las segundas jugadas ante el empuje del equipo blanquiazul.

El encuentro entraba en la recta final de la primera parte, cuando un centro por la izquierda del bullicioso Ontiveros lo remató Recio, de cabeza y adelantándose al guardameta brasileño Diego Alves, para desequilibrar el choque con el 1-0 a diez minutos del descanso.

En esta fase, el Málaga estaba desatad y cuatro minutos después, Sandro lanzó una falta cometida sobre él mismo por Mangala, dio en el argentino Garay, al que dejó tocado en el suelo, y el rechace le llegó de nuevo al delantero malaguista, que volvió a disparar para que Mangala desviara el balón y se colara en el marco de Alves.

Al final, Mangala pudo acortar diferencias, pero solo delante de Kameni disparó al poste, con lo que el marcador de 2-0 no se movió. - Efe