Hermoso de Mendoza sale a hombros del Coliseo de Puebla

Toreaba en Tequisquiapán la pasada noche;hoy está en Jerez y finaliza en México el martes en Aguascalientes

Domingo, 23 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Desplante ante el toro aparejado en negro de Marrón.

Desplante ante el toro aparejado en negro de Marrón. (Foto: J.A.)

Galería Noticia

Desplante ante el toro aparejado en negro de Marrón.

pamplona- Pablo Hermoso de Mendoza logró un importante triunfo ayer (noche del viernes en México) en el moderno y cubierto nuevo Coliseo Acrópolisde Puebla. El jinete navarro cortó dos orejas del segundo toro de su lote y salió a hombros por la puerta grande. En el festejo también actuaron los toreros Héctor Gabriel, que tomó la alternativa (silencio y oreja), y Enrique Ponce (silencio y vuelta al ruedo tras aviso). Hermoso de Mendoza fue silenciado en su primer toro. Se lidiaron astados de tres ganaderías: Marrón, Los Encinos y Coyotapec.

Esta pasada madrugada estaba anunciado en la plaza de Tequisquiapán y hoy, ya lunes en Navarra, en Jerez, estado de Zacatecas. Y el martes, 25 de abril, finalizará su extensa campaña americana en Aguascalientes, donde se anuncia en corrida mixta junto a los diestros Arturo Macías y Sergio Flores ante toros de Los Encinos.

El rejoneador navarro cerrará su temporada en América con un total de 38 corridas de toros, cinco de ellas en Colombia y 33 en México. Con la corrida de Puebla ya acumula 34 corridas, 45 orejas y 3 rabos.

Algo más de cinco mil personas se agruparon en el enorme coso poblano en la mejor entrada de la temporada, superando incluso la fecha de la inauguración de este modernísimo pero frío Coliseo Acrópolis. Tanto los toreros como el público echaron de menos el calor taurino de la antigua plaza El Relicario.

La primera parte del festejo discurrió entre silencios, debido en gran manera al poco acierto de los espadas a la hora de finiquitar a sus oponentes.

Eso es lo que le sucedió a Hermoso, que tras fajarse con un toro aquerenciado y del que tuvo que tirar de él en varias ocasiones para sacarlo de sus querencias. Al final, los pinchazos dejaron todo en silencio.

En la segunda parte de la corrida vinieron los mejores momentos de Pablo con una magistral faena a un gran toro de Marrón, montando a Barrabás, Disparate, Donatelli y Nevado. - Manuel Sagüés