A la contra

El ridículo

Por Jorge Nagore - Domingo, 23 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:09h

hoy se disputa la Lieja-Bastoña-Lieja -celebrada por vez primera en 1892-, la prueba más antigua de los llamados 5 monumentos del ciclismo, que conforma junto con la Milán-San Remo, Tour de Flandes, París-Roubaix y el Giro de Lombardía. Es, por decirlo más gráficamente, una de las 6 pruebas de un día más destacadas del año junto con el Mundial y un carrerón desde el primer al último metro, lleno de cotas, peligros y emoción. Hay un corredor español, Alejandro Valverde (Movistar), ganador hace una semana de la también prestigiosísima Flecha Valona, que puede obtener su 4º triunfo en Lieja, lo que le colocaría como el segundo corredor en toda la historia con más victorias allí, solo superado por los 5 triunfos de un tal Eddy Merckx y empatado con los también 4 triunfos de Moreno Argentin. Pues bien: ante esto, la cadena de televisión pública que tiene los derechos de emisión de la prueba -Teledeporte- anuncia en su web que va a darla en diferido, ya que tiene previsto ofrecer o bien partidos de tenis de permanencia de España en el Grupo Mundial Femenino o, si la eliminatoria se ha decidido antes de las 4 de la tarde, un partido de fútbol de semifinales de la Copa de Inglaterra entre el Arsenal y el Manchester City. Es francamente complejo llegar a comprender los niveles de confusión periodística que hay que tener cuando se prima por delante de una prueba como la Lieja a un partido de fútbol inglés o a un partido de permanencia en la Copa Federación, una competición completamente menor dentro del calendario tenístico femenino español desde que no están Arantxa Sánchez Vicario y Conchita Martínez -la mejor española en el ranking mundial que juega hoy es Sorribes, la 82ª-, dos jugadoras que en los 90 llevaron a España a ganar cinco veces la competición. Tener una cadena temática deportiva para hacer así el ridículo no tiene parangón en Europa.