Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El hermano de González se reunió con el número dos de interior el día después del chivatazo de la operación

Interior admite la cita con el secretario de Estado de Seguridad
El expresidente madrileño propuso a Zaplana montar una estructura opaca de blanqueo
El juez revela el uso de ‘La Razon’ y ‘TVE’ para tapar información

Domingo, 23 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:09h

pamplona- Pablo González, el hermano del expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González, se reunió con el número dos del Ministerio del Interior, el secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, al saber que estaban siendo investigados por la Guardia Civil en el marco de la operación Lezo. El encuentro habría tenido lugar, según el auto judicial, después de que ambos hermanos hablaran “de una posible investigación policial” al expresidente madrileño. El Ministerio del Interior admitió que el secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, y Pablo González se reunieron a petición de éste el 8 de marzo, pero que la misma “fue puramente protocolaria” y que “no duró más de 15 minutos”.

El juez considera que González también recurrió a uno de los imputados en el caso, el presidente del diario La Razón, Mauricio Casals, que declaró esta semana ante el juez. “Se ha evidenciado el uso de la influencia sobre Mauricio Casals para detener la cobertura mediática de sus supuestas actividades criminales con el objetivo de obtener impunidad y información sensible sobre la investigación judicial en curso”, afirma Eloy Velasco.

Además, añade, “habría colocado a una periodista de su confianza en RTVE para que defendiese su imagen o intereses”. “Esta influencia se extiende a otros ámbitos como la Administración, habiéndose detectado episodios en los que Ignacio González planea influir en terceros para beneficio propio o de otros”.

sobornosEn el auto se habla también de las actividades supuestamente delictivas de su hermano Pablo, quien “conoce de primera mano casos de pagos a sobornos relacionados con determinadas empresas licitadoras del sector público como fue el caso del vídeo marcador del Palacio de los Deportes de Madrid”. Sobre esta licitación, afirma que “existen indicios que fue manipulada por Ignacio González en favor de su hermano”.

El auto añade que Pablo González reconoció el pago de comisiones en terceros países, concretamente en Argentina y Venezuela. En este último país, el hermano del expresidente madrileño afirmó que la empresa para la que trabajaba recibió un contrato de 30 millones y “se pagaron 3 millones en comisiones, algunas de las cuales reconoce que pagó él”.

Respecto al consejero de OHL Javier López Madrid, que quedó el jueves en libertad bajo una fianza de 100.000 euros, el juez afirma que estaría vinculado con el pago en 2007 de una comisión de 1,4 millones por la adjudicación del tren de Móstoles a Navalcarnero (obra que nunca se hizo), una sospecha que apuntala en unas anotaciones encontradas en una de sus agendas. En ellas, López Madrid, que estaba en OHL cuando la constructora optaba al concurso, tendría que dar unas indicaciones a un consejero delegado de la adjudicataria, Mintra (Madrid Infraestructuras del Transporte), “de un tercero llamado Nacho”.

Sobre esa presunta dádiva, en una conversación pinchada González asegura que López Madrid le dijo que se había pagado una comisión por la operación y que los responsables de la constructora creían que era para el expresidente madrileño, aunque luego descubrieron que no. El responsable de OHL detalló a González se pagó desde México a una cuenta en Suiza.

Ignacio González, además, propuso al exministro Eduardo Zaplana “montar una estructura financiera” opaca en el extranjero para “canalizar algún tipo de operación a medio, largo plazo”. El exministro de Trabajo, Asuntos Sociales y portavoz del Gobierno entre 2002 y 2004 negó haber tenido “ninguna sociedad ni relación mercantil” con González.

Según el juez, en una de las llamadas pinchadas por la UCO González propone a Zaplana crear esa estructura a través de un abogado uruguayo que se caracteriza por facilitar a sus clientes estructuras en países como Holanda, EEUU o Uruguay. “El hecho de que pretenda recurrir a la estructura societaria de Fernando Belhot (el abogado) podría obedecer a que Ignacio González busca un cauce adecuado para introducir fondos radicados en el extranjero con los que materializar las inversiones y que, de acuerdo a la información tributaria, no están declarados”.

González también adquirió junto con Zaplana el 50% de una sociedad relacionada con este mismo abogado que controlaría los derechos de patente de un producto de desinfección de agua a través de sociedades opacas, testaferros e incluso el método en que obtendría los beneficios para que no se le vinculase con la inversión” de la que se desconoce su estado. - D.N.