Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
El presidente de Melilla defiende al general

Imbroda (PP), sobre Sanjurjo: “Algunos quieren ganar la guerra ahora”

El presidente de Melilla y senador defiende al general golpista y dice que volvería a ir al funeral

Domingo, 23 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:09h

El presidente de Melilla y senador del PP, Juan José Imbroda.

El presidente de Melilla y senador del PP, Juan José Imbroda. (EFE)

Galería Noticia

El presidente de Melilla y senador del PP, Juan José Imbroda.

MElilla- El presidente de Melilla y senador del PP, Juan José Imbroda, afirmó ayer que asistió a la inhumación de los restos del general Sanjurjo en la ciudad “por respeto”, en lo que fue una ceremonia “íntima” de la familia, sin honores militares. El acto tuvo lugar en un panteón militar de Melilla el pasado 23 de marzo, tras ser exhumados en 2016 del Monumento a los Caídos en Pamplona en aplicación de la Ley de Memoria Histórica de Navarra y contra la voluntad de la familia.

Juan José Imbroda defendió ayer al militar navarro, de quien dijo que es recordado en Melilla por haber dirigido la defensa de la ciudad tras el desastre de Annual en 1921, una fecha anterior a 1936, año a partir del que se aplica la Ley de Memoria Histórica. Imbroda subrayó así que acudió como “gratitud” a quienes defendieron entonces la ciudad, a una ceremonia que “es mentira” que fuera secreta y con actos militares, sino “privada” de la familia.

El también senador añadió que las críticas por su presencia se han “inflado artificialmente”, porque las leyes de Memoria Histórica afectan a actos de exaltación a partir del levantamiento del 17 de julio de 1936, que se gestó en Melilla. “La historia está ahí, guste o no guste”, comentó, al señalar que acudió como presidente de la Ciudad Autónoma y melillense, por “respeto total” a quienes defendieron Melilla ante el asedio comandando por el líder rifeño Abd el-Krim. El presidente agregó que los hechos de 1921 y de 1936 “son cosas distintas”, porque la Guerra Civil “fue un desastre de todas las partes, que ninguna supo evitar y son culpables todas”.

Imbroda apuntó que no tuvo cargo alguno durante el Franquismo, un régimen que a su juicio “fue malo para Melilla” y durante el que su familia “lo pasó mal”. “No he sido franquista nunca”, recalcó antes de manifestar “que digan lo que les dé la gana” quienes critican su asistencia a la inhumación, en la que no hubo “ni secreto, ni homenaje, ni fanfarria”, sino “un acto sencillo con la familia”. Al respecto, ha indicado que duró “cinco minutos” y no se produjo de noche.

Imbroda consideró por ello que quienes alientan las críticas “son los que no quieren la monarquía o quieren que caiga el sistema democrático” en España. “Algunos quieren ganar la guerra ahora y volver al 17 de julio de 1936”, aseveró antes de preguntarse “qué quieren que haga la ministra” de Defensa, María Dolores de Cospedal, a la que grupos como Bildu han pedido que comparezca en el Parlamento. Un enterramiento “es sagrado, sean quien sea”, señaló en su comparecencia en la sede del PP de Melilla. “Fui como presidente de la ciudad y volvería a ir”, sentenció.

“Indignación” en PodemosPor su parte, Podemos Navarra mostró ayer su “indignación, repulsa y condena” por la inhumación “con honores” de Sanjurjo, pidió que se cumpla la Ley de Memoria Histórica y exigió “verdad, justicia y reparación”. “Ni Melilla ni Navarra merecen semejante agravio”, apunta Podemos, que destaca que “mientras el Ayuntamiento de Pamplona exhumó los restos del golpista con total respeto y discreción, en Melilla se le rendían honores a quien deshonró su cargo y causó cientos de miles de muertos”. - D.N.