copa ehf | helvetia 27 - magdeburg 34

La calidad alemana agota al Helvetia

DIGNO | Los de Juanto realizaron un meritorio encuentro ante un gran Magdeburg, pero el bajón físico condenó a los navarros a la derrota

Iñaki Sevillano | Iñaki Porto - Lunes, 24 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Gabriel Ceretta recibe la presión de la línea defensiva del Magdeburg.

Gabriel Ceretta recibe la presión de la línea defensiva del Magdeburg. (Iñaki Porto)

Galería Noticia

Gabriel Ceretta recibe la presión de la línea defensiva del Magdeburg.

pamplona- No solo se vive de la ilusión. El Helvetia Anaitasuna plantó cara al Magdeburg alemán durante gran parte del choque de ayer de cuartos de final de la Copa EHF en el pabellón Anaitasuna a base del coraje y la fuerza que aportan las expectativas de agrandar uno de los mayores hitos de su historia, pero en ningún momento generó apuros excesivos a uno de los favoritos de la competición y el decaimiento físico del tramo final del partido acabó castigando a los locales con caer vencidos por 27-34.

La derrota, aunque meritoria para la magnitud del rival y la competición, condena al conjunto navarro a abandonar casi toda esperanza de pasar a semifinales, ya que una victoria de contundencia en tierras alemanas el próximo sábado parece casi una utopía.

Nada más derrotar al Benfica y hacerse con un sitio entre los mejores de Europa, el Helvetia ya fue consciente de la medida de su reto. El emparejamiento con el Magdeburg, actual quinto clasificado de la Bundesliga -la mejor liga del mundo- y uno de los equipos en mejor estado de forma de Europa con estrellas internacionales como Jannick Green u O’Sullivan admitían especulaciones que solo contemplaban la victoria en casa para seguir vivos. Condición que ayer se esfumó en la Catedral del balonmano.

El inicio del partido fue buena muestra de la diferencia de calidad entre los dos rivales. El Magdeburg, en un claro intento de marcar terreno y amedrentar los ánimos de los navarros, desplegó todo su poderío ofensivo a base de rapidísimas transiciones que destrozaban la casi impotente resistencia que encontraban a su paso y sellaba su portería afincando una autentica muralla sin fisuras que culminaba uno de sus mayores baluartes: el portero internacional por Dinamarca Jannick Green.

El Helvetia, agazapado, aguardaba la oportunidad de recortar distancias aprovechando el exceso de confianza alemán y logró acercarse a tan solo uno o dos goles (10-12) ante la incredulidad germana que tuvo que aceptar que debía ofrecer su mejor versión.

El comienzo de los segundos 30 minutos mantuvo intactas las opciones de los de Juanto, que alcanzaron a taponar el torrente ofensivo germano a base de multiplicar el esfuerzo defensivo y sostuvieron la carrera de su rival en el marcador.

Pero la igualdad topó con un obstáculo: el cansancio. El equipo navarro fue presa de la superioridad física de su rival y no pudo impedir el despegue de calidad de los Musche o Christiansen. Se multiplicaban las contras vertiginosas que la línea defensiva era incapaz de repeler ni siquiera a base de faltas. Y para terminar de ahogar la esperanza, la lentitud en los ataques ponía en evidencia una falta de ideas alarmante que facilitó el lucimiento personal de Green.

El Magdeburg, intuyendo la oportunidad de hacer sangre, pisó el acelerador para dejar moribunda la eliminatoria que dará sus últimos coletazos en el GETEC Arena.

Helvetia Anaitasuna 27

Magdeburg 34

HELVETIA ANAITASUNA (13+14): Nordlander (Sergei, ps);Bazán (2), Etxeberria (3), Mota (1), Nadoveza (2p), Goñi (1), Oswaldo Guimaraes (4) -siete inicial-, Chocarro (3), Ceretta (5), Aguirrezabalaga (1), Balenciaga (1), Ugarte (4), Kisselev, Barricart y Jokin.

MAGDEBURG (15+19): Green (1);Musche (6), Pettersson (5), Bagersted (1), Bezjak (4), Damgaard (2), Zelenovic (4) -siete inicial, Musa (1), Christiansen (1), O’Sullivan (6), Weber (3p) y Lemke.

Marcador cada cinco minutos 1-4, 2-6, 5-9, 7-10, 10-12, 13-15 (descanso). 14-16, 16-20, 19-23, 21-26, 24-31, 27-34 (final).

Árbitro Arthur Brunner y Morad Salah (Suiza). Excluyeron dos minutos a Nadoveza, Goñi, Aguirrezabalaga (2) y Oswaldo, del Anaitasuna, y a Bagersted, Zelenovic (2) y Lemke (2), del Magdeburgo.

Estadio Partido de ida de los cuartos de final de la Copa EHF disputado en el Pabellón Anaitasuna ante unos 2.600 espectadores. Presenció el encuentro en directo la presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos.