Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Ignacio González: “Lo de 2001 sí que fue un pelotazo”

El Gobierno madrileño será acusación particular y el número dos de Interior irá al Congreso

Lunes, 24 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:07h

pamplona- Ignacio González define como “pelotazo” en una grabación de la Operación Lezo la compra de la firma colombiana Inassa en 2001 por parte del Canal de Isabel II. Inassa, empresa radicada en Colombia y matriz de los negocios del Canal en Sudamérica, fue adquirida por casi 100 millones, cuatro veces más del precio de venta que tenía fijado solo dos meses antes. “Eso sí que fue un pelotazo…”, describe el expresidente González, en las grabaciones interceptadas por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco. En esa grabación, Ignacio González alude a la actual presidenta de Madrid, su sucesora Cristina Cifuentes, y señala: “La gilipollas esta no tapa nada, mientras que yo tuve que arreglar lo de 2001”.

González, según relataba el El Paísayer, se refiere a que Cifuentes entregó el pasado verano un informe a la Fiscalía Anticorrupción en el que detalla que la adquisición en 2013 por parte del Canal de la firma brasileña Emissao Engenharia e Construcao estuvo plagada de irregularidades y que la operación se realizó saltándose los preceptivos controles administrativos e incluso los resultados de una auditoría hecha por KPMG que ponía grandes reparos a esa compra y al valor real de la firma. Se compró por 31 millones, seis veces su valor, según las pesquisas judiciales.

La intención del fiscal jefe anticorrupción, Manuel Moix, sobre esta operación de 2001 era abrir una pieza diferenciada de la Operación Lezo, ya que los hechos se remontan a 2001, hace 15 años, y, al margen de que jurídicamente podrían estar prescritos, las personas investigadas ahora en Lezo nada tienen que ver con los responsables del Canal en esa fecha. En 2001 la Comunidad de Madrid estaba gobernada por Alberto Ruiz-Gallardón, que guarda silencio sobre la operación desarrollada esta semana.

desfalcoLa lupa del juez Velasco está ahora, sin embargo, en el otro gran pelotazo del Canal en Sudamérica, que data de 2013. Y no solo no está prescrito , sino que los investigadores lo tienen bien atado desde la perspectiva penal. Se trata de la compra en Brasil por decisión de González de la firma Emissao Engenharia e Construcao a través de una sociedad instrumental situada en Uruguay por casi 31 millones, Soluciones Andinas del Agua SRL. El juez asegura sobre esta operación que el desfalco del Canal ascendió a 25 millones, ya que a esa misma firma, dos meses después, el propio Canal le dio en sus cuentas un valor de 5,5 millones.

Entre tanto, el gobierno autonómico de Cristina Cifuentes ha anunciado que se personará como acusación particular en el caso que investiga la supuesta trama de corrupción en el Canal de Isabel II, por el que está en prisión sin fianza el expresidente madrileño. Cifuentes ha dado ya instrucciones a la Abogacía General para que pida esta personación a la vista de que las irregularidades investigadas en la operación Lezo afectan a diferentes organismos de la Comunidad de Madrid y de ellas puede derivarse perjuicio patrimonial.

El PSOE, por su parte, va a pedir explicaciones hoy a los ministros de Justicia e Interior en el Pleno del Senado por el “chivatazo” que alertó a González de que estaba siendo investigado y por la reunión de su hermano con el número dos de Interior.

El secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, afirmó que comparecerá en el Congreso para explicar su reunión el pasado marzo con Pablo González porque no tiene “nada que ocultar”. Nieto afirmó que si el PSOE no pide su comparecencia, como anunció que hará, lo solicitará a petición propia y dará explicaciones sobre el encuentro el pasado 8 de marzo, un día después, según el juez, tras enterarse de que su hermano estaba siendo investigado.

Nieto aseguró que no conocía los hechos que se investigaban en la operación Lezo -por la que ambos hermanos González están en prisión- porque estaba bajo secreto.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, reprochó que el Ministerio del Interior “no está para proteger a corruptos y a sinvergüenzas”, y manifestó que han sabido que Pablo González que “trató de sobornar a algunos funcionarios venezolanos”, por lo que “al final parece que quien cobra de Venezuela es el PP”.

Inés Arrimadas, portavoz de Ciudadanos, sostuvo que si la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, fuera imputada “evidentemente también deberá dimitir”. - D.N.

Últimas Noticias Multimedia