Iruña recibe a los mayordomos de la Txantrea y sus fiestas

asiron dio la bienvenida a los vecinos con la promesa de modificar oficialmente el nombre del barrio, pasando de chantrea a txantrea

Un reportaje de Sara Huarte. Fotografía Patxi Cascante - Lunes, 24 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Los gigantes no quisieron perderse la fiesta y acompañaron a los mayordomos.

Los gigantes no quisieron perderse la fiesta y acompañaron a los mayordomos.

Galería Noticia

Los gigantes no quisieron perderse la fiesta y acompañaron a los mayordomos.Asiron recibió uno de los nuevos pañuelos morados.

Javier Aristu y Belén Beortegi, los mayordomos de la Txantrea encabezan la marcha, ella con corona de flores y él con txapela y bastón. Se dirigen hacia la plaza del Ayuntamiento, donde, por segundo año, los espera el alcalde de Pamplona, Joseba Asiron. Tras ellos, Maddi Osés y Julen Santacruz, dos jóvenes de la Txantrea y los encargados de recoger el testigo de manos de Belén y Javier, y los mayordomos txikis Amaiur Eguaras e Iker Izkue, ambos de 10 años. “Este año nos toca a nosotros tirar el chupinazo, pero queremos que sea popular y que los que lo tiren sean los colectivos de jóvenes del barrio”, explica Maddi, decidida a compartir el momento con “todos los que trabajan por la juventud durante todo el año”. Poco a poco van llegando a su destino, preparados para presentar su programa de fiestas e invitar a todos los vecinos y vecinas de Iruña a festejar con ellos. Como ofrenda, traen un pañuelo de fiestas morado que pretende ser un recordatorio constante de la repulsa y rechazo de todos los vecinos y vecinas hacia las agresiones sexistas en fiestas. “En estas y en todas”, asegura Christian Lesaka, de la Comisión de Fiestas.

Al llegar a la plaza, vecinos, mayordomos y gigantes buscan acomodo. El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, los recibe con los brazos abiertos y una importante noticia;la Chantrea pasará a ser oficialmente Txantrea. Dando respuesta así a una reivindicación vecinal con más de veinte años de historia. “Solo queda esperar que el trámite sea rápido”, señala el alcalde de Iruña, provocando una salva de aplausos entre todos los presentes.

“Es una gran noticia, porque es algo que, desde los movimientos populares llevamos años utilizando y ya está asumido”, confiesa Lesaka, satisfecho con este reconocimiento oficial. Por su parte, los mayordomos, tantos los mayores como los jóvenes, recibieron la noticia con alegría. “Era una reivindicación muy antigua”, explica Belén Beortegi, que compartía opinión con la que, en pocas horas, habría de cogerle el testigo. “Es muy bonito que después de toda nuestra historia hagan este reconocimiento y podamos vivir en euskera”, apostilló Osés, que pertenece al colectivo Txantreako Gazte Munguimendua.

novedadesUna de las principales novedades de estas fiestas, que darán el pistoletazo de salida el jueves 27 con el chupinazo, es que la fiesta sale a la calle de la mano de los vecinos, que celebrarán actividades en 25 calles.