vecinos

Gigantes con impronta local y femenina en Etxarri

Tres mujeres, Paola Ferrari, Txaro Garciandía y Florencia Nilo, están realizando cuatro nuevas figuras para una comparsa que busca porteadores

Nerea Mazkiaran - Lunes, 24 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Paola Ferrari, Txaro Garciandía y Florencia Nilo, junto a los gigantes, cuya realización está ya muy avanzada.

Paola Ferrari, Txaro Garciandía y Florencia Nilo, junto a los gigantes, cuya realización está ya muy avanzada.

Galería Noticia

Paola Ferrari, Txaro Garciandía y Florencia Nilo, junto a los gigantes, cuya realización está ya muy avanzada.

“El proceso de realización de los gigantes ha sido una lucha con la báscula en busca de aligerar el peso”

etxarri aranatz- Estas fiestas, los gigantes de Etxarri Aranatz volverán a repartir ilusión por las calles del pueblo. Por partida doble. Y es que la pareja de la antigua comparsa, que desapareció hace dos décadas, vuelve a la vida con compañía. Cuatro nuevas figuras que están tomando forma gracias a muchas horas de trabajo y a la maestría de Txaro Garciandía y los Nilo Ferrari, una familia de Chile que llegó hace nueve años a esta localidad de Sakana en busca de sus raíces. Sin embargo, este trabajo solo dará frutos cuando haya vecinos que los saquen a bailar. Por ello, el Ayuntamiento busca porteadores y ha organizado una reunión para mañana martes 25, a las 17.30 horas, en la antigua casa de los maestros.

Paola Ferrari y Txaro Garziandia se conocieron hace cinco años en un taller que organizó el Ayuntamiento para reparar los seis cabezudos de la localidad. La primera era la monitora. No en vano, esta chilena representa el 50% de una compañía familiar de títeres con más de 40 años de experiencia. De allí surgió una amistad y proyectos comunes, como el de la realización de los gigantes, una idea que llevaba tiempo en la mente de Txaro Garciandía. “Lo hablé con la alcaldesa y se mostró favorable”, recuerda. Presentaron el proyecto en noviembre y comenzaron a trabajar antes de finalizar el año.

Para llevarlo a cabo han trabajado codo con codo junto a Florencia Nilo, la hija de Paola Ferrari. “Ha estudiado en la Escuela de Artes y Oficios de Pamplona. Ha sido fundamental a la hora de dar expresión a las caras, los colores y otras cuestiones”, señala Paola Ferrari. También han contado con la ayuda de su marido, Mario Nilo, sobre todo a la hora de realizar las estructuras.

Si bien partían de una pareja de reyes católicos que existía en Etxarri Aranatz, se encontraban en muy mal estado, sin volumen ni facciones. “Han supuesto más trabajo. Hemos aprovechado sobre todo el busto”, apunta Txaro Garciandía, una enamorada de las manualidades. Autodidacta, durante años dio cursos en diferentes pueblos de la zona.

Han sido semanas de bocetos para diseñar los personajes, de cálculos para guardar proporción y equilibrio;de experimentar con materiales y sobre todo, de luchar con la balanza en busca de aligerar el peso. En la caracterización también participaron la alcaldesa, Eneka Maiz, y Amaia Ijurra, técnica de cultura del Ayuntamiento de Etxarri y José Luis Erdozia, historiador y euskaltzain de Etxarri.

En esta búsqueda han encontrado un sistema propio, con poliuretano tallado. Los gigantes pesarán en torno a 35-40 kilogramos, de los más ligeros que se conocen como señalan orgullosas. La altura será en torno a 3 metros, con estructura de madera. Paso a paso, van cumpliendo etapas, piezas de un puzzle que podrán completar una vez salgan del taller improvisado en las antiguas casas de los maestros. Y es que, a pesar de que no es tarea fácil, estas mujeres se muestran ilusionadas con el proyecto. “Son cosas que unen en el pueblo”, apunta Txaro Garciandía, quién destaca que cubrirán un hueco de más de 20 años sin gigantes en el pueblo. “Yo conocí gigantes en el pueblo, también mis hijos y me gustaría que también mis nietos”, observa, al tiempo que señala que le gustaría que salieran varios días en fiestas, no solo la víspera como estos últimos años , y otras celebraciones señaladas. Puesta a soñar, le gustaría que los nuevos gigantes acudieran a concentraciones, mostrando una parte de la idiosincrasia de Etxarri. “Se trata de rescatar del imaginario local personajes que están desapareciendo”, apunta Paola Ferrari, quién destaca que es un trabajo muy satisfactorio. “Estamos haciendo algo que trasciende a nosotras mismas”, señala. A ambas les ha gustado tanto la experiencia, que les gustaría seguir trabajando en esto, tanto en la realización de nuevos gigantes como en la reparación de otros existentes.

LOS GIGANTES Son cuatro personajes relacionados con Etxarri Aranatz, realizados a partir de las sugerencias recogidas en una reunión abierta organizada por el Ayuntamiento y el asesoramiento de José Luis Erdozia. Una pareja representa a un matrimonio de finales del siglo XII, los primeros etxarriarras de los que hay constancia hasta la fecha. “Aparecen en el libro rubro de Iranzu. Cuando todavía Etxarri solo era un baluarte”, apunta este historiador. La otra pareja está más relacionada con las creencias y leyendas locales, una vieja bruja, gran conocedora del bosque y de remedios naturales, querida pero también temida. El otro gigante está relacionado con el carnaval. Para conocerlos y saber su nombre habrá que esperar todavía.