Nadal busca seguir con confianza

TENIS |

Martes, 25 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Nadal golpea la pelota de revés en el Máster 1.000 de Montecarlo.

Nadal golpea la pelota de revés en el Máster 1.000 de Montecarlo. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Nadal golpea la pelota de revés en el Máster 1.000 de Montecarlo.

barcelona- El balear Rafael Nadal, que esta semana defenderá el título en el Barcelona Banc Sabadell-Trofeo Conde de Godó tras ganar su décimo título en Montecarlo, explicó ayer que su objetivo es “mantener un nivel alto, sin lesiones” de aquí a lo que resta de temporada.

“A partir de ahí, habrán días mejores y peores, pero necesito estar sano, es vital. Sin eso no hay nada positivo”, manifestó cuando llegó a Barcelona.

El mallorquín asistió ayer, junto a Marc López, con el que ganó el oro de dobles en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, a una sesión fotográfica conmemorativa del 25º aniversario de Barcelona’92, en la que también participó Antonio Rebollo, el arquero que encendió el pebetero en la inauguración del evento.

Su visita al Estadio Lluís Companys fue el primer acto de Nadal en la capital catalana, donde esta semana intentará conquistar su décimo Godó.

“He hecho un gran inicio de temporada, he tenido opciones para ganar en todo los torneos que he disputado y ahora llego a Barcelona tras ganar Montecarlo;estoy donde quería estar”, subrayó después en rueda de prensa.

En el Principado, barrió en la final a Albert Ramos (6-1 y 6-3), en un partido casi perfecto. “Margen de mejora siempre hay, porque sino esto sería muy aburrido, pero el domingo lo hice casi todo bien: golpeé bien la derecha y el revés, subía a la red, me moví bien y saque mejor de lo habitual”, destacó.

En la primera jornada del Godó, disputada ayer, se vivieron tres victorias de Marcel Granollers, Nicolás Almagro y Albert Montañés. De los once tenistas de la Armada que participan este año en la capital catalana, cinco jugaron ayer, y dos de ellos salieron derrotados. Uno fue Tommy Robredo, que cayó ante el japonés Yuichi Sugita, y el otro fue Guillermo García-López. - Efe