Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Esperanza Aguirre tira la toalla acorralada por la corrupción en el PP

Asume su responsabilidad tras el encarcelamiento de Ignacio González - Admite que debió vigilarle más y se siente "traicionada y engañada" - Rajoy evita pronunciarse sobre la grave crisis de corrupción

Martes, 25 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Aguirre, durante la declaración pública en la que anunció su dimisión como portavoz y concejala en el Consistorio madrileño.

Aguirre, durante la declaración pública en la que anunció su dimisión como portavoz y concejala en el Consistorio madrileño. (Foto: Efe)

Galería Noticia

Aguirre, durante la declaración pública en la que anunció su dimisión como portavoz y concejala en el Consistorio madrileño.

pamplona- A la tercera va la vencida. Esperanza Aguirre anunció ayer su retirada de la vida política y su dimisión como concejal y portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid acosada por la corrupción en su partido después de que sus dos hombres de máxima confianza, Ignacio González y Francisco Granados estén actualmente en la cárcel por varios delitos graves relacionados con la corrupción y la inanciación ilegal de su partido. Aguirre aseguró que se siente “engañada y traicionada” por Ignacio González, quien fuera su mano derecha y su sucesor en la Presidencia de la Comunidad de Madrid.

En una breve comparecencia de tres minutos en la sede del grupo municipal del PP y sin admitir preguntas, Aguirre anunció que deja su cargo de concejal y de portavoz tras la detención y el ingreso en prisión el viernes pasado del expresidente madrileño Ignacio González por el caso Lezo.

Aguirre declaró que a González le pidió explicaciones cuando varios medios de comunicación publicaron sospechas sobre sus actuaciones, y éste se las dio en privado “de forma exhaustiva”.

Aguirre, que hasta el estallido de los numerosos casos de corrupción en su partido nunca dejó de aspirar a liderara el PP, aseguró que tras aquellas explicaciones no vigiló “más” y aseguró que, aunque las informaciones que aparecen en el auto no son una “prueba definitiva” de la culpabilidad del expresidente madrileño, su “manera” de concebir la política le llevan a dimitir.

“Mi manera de concebir la política me lleva a asumir la responsabilidad que me corresponde por no haber vigilado a Ignacio González y no haber descubierto antes lo que ahora, después de años de investigación, han descubierto la Guardia Civil y el juez”, expuso Aguirre.

De González afirmó además que ha sido una persona de su “máxima confianza”, a quien conoció en el Ayuntamiento de Madrid cuando este era funcionario en los años 80, y ha recordado que fue ella quien le nombró subsecretario de educación cuando era ministra, y que como presidenta autonómica le nombró vicepresidente.

mutismo de rajoy“Los ciudadanos tienen derecho a pedir que los políticos asumamos toda nuestra responsabilidad con dignidad, sin dilaciones y sin excusas y yo tengo como norma de conducta no eludir nunca mis responsabilidades y por eso presento mi dimisión”, concluyó Aguirre, visiblemente emocionada, para abandonar después la sala sin aceptar preguntas de los periodistas.

La expresidenta madrileña había comunicado al presidente del Gobierno y líder del PP, Mariano Rajoy, su decisión de dimitir como portavoz en un mensaje de texto enviado por el móvil, pero no le ha llamado por teléfono. Rajoy, de visita oficial en Brasil, siguió dando la callada por respuesta y evitó a valorar la dimisión ni todo el escándalo que rodea al PP tras la operación Lezo.

En un breve comunicado, el PP reconocido la “larga trayectoria” de Aguirre, a la que calificó como “persona relevante” en la organización.

En otro comunicado, el PP de la Comunidad de Madrid subrayó que “comparte las razones” expuestas por Aguirre para dejar el cargo, especialmente en lo que se refiere a que “debía haber vigilado con mayor eficacia los posibles casos de corrupción, lo que ha causado daño a las instituciones y al propio partido”.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, por su parte, aseguró que, con la dimisión de Aguirre, se ve que el Gobierno regional y el PP “se sostenían en una trama criminal”. “El cáncer de la democracia es la corrupción. Con la marcha de Aguirre vemos que todo un Gobierno y el PP se sostenían en una trama criminal”, afirmó Carmena.

El PSOE subrayó que Aguirre se marcha después del “Tamayazo, Gurtel, Púnica y Lezo” aunque es “demasiado tarde” y lo hace sin asumir responsabilidades ni dar ninguna explicación. Desde Podemos, su secretario general, Pablo Iglesias, denunció la “maquinaria corrupta” del PP en contra de los intereses de los ciudadanos.

Desde el PP se asumió que la dimisión era inevitable, porque le habría sido imposible continuar con normalidad en el cargo de portavoz municipal tras el ingreso de Ignacio González en prisión. Desde hace días se esperaba este desenlace, sobre todo tras conocerse la dureza del auto de Eloy Velasco en el que detalla todo tipo de irregularidades e imputa al expresidente madrileño de numerosos delitos empezando, nada más y nada menos, por el de organización criminal.

Ante un historial así de presuntos delitos de la máxima gravedad, nadie en el PP pensaba que la persona que impulsó la carrera política de González, la que le tuvo tantos años de mano derecha, la que le dejó como sucesor en el gobierno autonómico, pudiese quedarse en su puesto sin asumir responsabilidad política alguna. - D. N.