Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

El parlamento rechaza, sin UPN ni PPN, el entierro oficial y con honores militares de Sanjurjo

Cuatripartito y PSN ven “vergonzoso” que al acto asistiesen cargos del PP
Los regionalistas, en contra de que se dote de recursos a la Ley de Memoria Histórica

Andoni Irisarri - Martes, 25 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:07h

“El acto supone un insulto y una humillación para las víctimas del franquismo” “Sería un escándalo que el PP hubiese fletado un helicóptero del Ejército para llevar los restos” “El entierro duró cinco minutos, fue íntimo y no hubo en absoluto honores militares”

pamplona- UPN y PPN fueron los únicos partidos que impidieron ayer que el Parlamento foral aprobase por unanimidad una declaración institucional que rechazaba el enterramiento en Melilla, “con honores oficiales” y militares, del general José Sanjurjo, natural de Pamplona y dos veces golpista contra la II República (1931-1936).

Regionalistas y populares volvieron a esgrimir posiciones ambiguas y excusas para justificar sus votos en contra de un texto sencillo propuesto por Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E, y que también secundó el PSN. En el primero de sus puntos, la declaración (la misma que ayer también se aprobó en el Ayuntamiento de Pamplona, impulsor de las exhumaciones de los militares golpistas de Los Caídos) mostraba su “rechazo a la inhumación de José Sanjurjo con honores oficiales y presencia de miembros del Ministerio de Defensa”, además de la solicitud de que se esclarezcan los hechos. En segundo lugar, el Parlamento denunciaba “la humillación” que para las víctimas del 36 supone “un acto de exaltación del genocidio franquista”, e instaba a la Fiscalía a actuar en defensa de los asesinados durante el levantamiento militar. Y, por último, la Cámara pedía que se cumpla “en su integridad” la Ley de Memoria Histórica, aportando para ello “la financiación necesaria”.

Ninguno de estos puntos fueron capaces de secundar ni UPN ni el PPN, que además de votar en contra tiraron de evasivas para edulcorar su oposición. Fue el caso de Javier Esparza, presidente y portavoz parlamentario de los regionalistas, quien explicó que la postura de su formación respondía a una intención de “no entrar en el juego de intereses políticos”. Según Esparza, UPN quiere “esperar a que la ministra Cospedal dé explicaciones”, y por eso se opuso a lo que consideró una “utilización política de un tema muy sensible”. Si la idea, como aseguraba, era “no politizar” un tema sensible, Esparza pudo abstenerse. Pero, sin embargo, optó por votar en contra hasta del tercer punto, que sólo pedía el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, voto que cuando menos pone en cuestión el compromiso de UPN que Esparza aseguró que se tiene con las víctimas del 36.

con honores militaresEl rechazo al tercer punto de la declaración fue algo que no hizo ni siquiera el Partido Popular de Navarra, que se abstuvo. No obstante, la portavoz popular, Ana Beltrán, se opuso a los dos primeros apartados porque dijo que “faltan a la verdad” y “carecen de rigor”. Beltrán aseguró que la ceremonia de inhumación de los restos de Sanjurjo en el panteón de los Regulares de Melilla fue “íntima y privada”, de “cinco minutos” de duración y en la que “en absoluto hubo honores militares”. Un extremo que también sostuvo el propio gabinete del jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME) en un comunicado difundido el pasado viernes, pero que se ha demostrado falso una vez que El Confidencial publicó, el domingo, varias fotografías del entierro que se celebró el pasado 23 de marzo en absoluto secreto. En dichas imágenes, queda acreditado que en la inhumación de los restos de Sanjurjo participaron varios soldados uniformados, además de que la Comandancia General de Melilla brindó una corona de flores para la ocasión.

“vergüenza e insulto”Sin embargo, los portavoces del cuatripartito y el PSN demostraron ayer que no se han creído las mentiras de la versión oficial. Koldo Martínez (Geroa Bai) consideró que el acto, con participación de autoridades, es “un insulto a las víctimas del franquismo”. Adolfo Araiz (EH Bildu) señaló que el hecho de que estuviesen presentes autoridades ya hace del acto “una inhumación cuasi-oficial” rechazable por lo que tiene de “apología y exaltación del genocidio franquista”. A juicio de Laura Pérez (Podemos), la asistencia de autoridades a dichos actos “tendría que conllevarles la inhabilitación”, y María Chivite (PSN) tildó de “vergüenza” que el presidente de Melilla y el jefe de la plaza militar de la ciudad autónoma estuviesen en un acto que “incumple la Ley de Memoria Histórica”. Por último, Marisa de Simón (I-E) apuntó que la ceremonia fue “un insulto a las víctimas” llevada con “secretismo”, y consideró que el PP debería dar explicaciones si un helicóptero del Ejército ha trasladado los restos de Sanjurjo hasta Melilla.

memoria histórica

iu denuncia ante la fiscalía

PSOE y EH Bildu piden información. El caso, por su gravedad, no ha pasado desapercibido para los partidos en Madrid. Así, al menos PSOE, IU, En Comú y EH Bildu han tramitado preguntas y peticiones para que la ministra de Defensa, Maria Dolores de Cospedal, aclare el episodio en las Cortes. Incluso la responsable federal de Memoria Democrática de IU, Esther López Barceló, anunció ayer que pondrá el caso en conocimiento de la Fiscalía, y el diputado Félix Alonso (En Comú) ha preparado una batería de preguntas al respecto, entre ellas si en el traslado de los restos se gastó dinero público.