Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Podemos exige al Gobierno que retire el proyecto de Ley Foral de Policías y negocie con los sindicatos

Beaumont lamenta que los sindicatos no quieren hacer "ninguna" aportación al texto y mantiene "abiertas" las puertas de su despacho

Recalca que los policías forales trabajan de media "2,8 días a la semana"

D.N. - Martes, 25 de Abril de 2017 - Actualizado a las 11:27h

Concentración de policías frente al Parlamento en protesta por el proyecto elaborado por el GobiernoVER VÍDEOReproducir img

Concentración de policías frente al Parlamento en protesta por el proyecto elaborado por el Gobierno

Galería Noticia

Concentración de policías frente al Parlamento en protesta por el proyecto elaborado por el GobiernoReproducirProtesta de policías frente al Parlamento de Navarra.Carlos Couso, parlamentario de Podemos Navarra.Protesta de policías frente al Parlamento de Navarra.Protesta de policías frente al Parlamento de Navarra.Protesta de policías frente al Parlamento de Navarra.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

PAMPLONA. El parlamentario de Podemos Carlos Couso ha pedido este martes a la presidenta del Gobierno foral, Uxue Barkos, que "retire" el proyecto de ley de Policías de Navarra y "se dé una oportunidad" a la negociación sindical con dos documentos sobre la mesa. Barkos, por su parte, ha solicitado a Podemos que "reconsidere" su postura.

Este debate se ha producido en el seno de una comisión parlamentaria, celebrada a petición de UPN, en la que Barkos ha defendido el citado proyecto de ley. Couso ha apostado por la negociación con los trabajadores, en este caso los representantes de la Policía, y ha criticado que el proyecto haya llegado a la Cámara con la oposición de todos los sindicatos de la Policía Foral.

"Debía haber dos propuestas sobre la mesa"
, ha señalado y ha indicado que "hay algunos aspectos de la ley que no nos gustan pero si hubieran venido con mayoría de los trabajadores lo hubiéramos respaldado". Ha rogado así al Ejecutivo que retire el proyecto de ley y "se dé una oportunidad" a la negociación con dos documentos en la mesa. "No queremos pasar el mal trago de votar con la oposición", ha dicho, para señalar que de no retirarlo apoyarían la enmienda a la totalidad del PSN.

Couso ha apuntado que "estamos en éstas porquetenemos que volver a arreglar otro de los desperfectos que ha dejado UPN". A su juicio, ante esta situación el Gobierno "tendría que haberlo hecho de otra manera". "Se ha confundido en algunas cosas, lo primero debía haber sido el plan director", ha expuesto, para criticar que se les presentara a los sindicatos un documento ya elaborado.

La presidenta ha respondido a Podemos que "ha faltado el segundo documento", el de los sindicatos, en este proceso y que "no es responsabilidad del Gobierno que no haya habido ese documento". "El tiempo no será un problema para ello salvo que la tramitación parlamentaria se quiera urgir", ha manifestado.

Ha pedido a Podemos que "reconsideren" apoyar alguna enmienda a la totalidad al proyecto de ley. "Hay un trabajo parlamentario que hacer y también con las organizaciones sindicales. Trabajemos en el escenario de negociación, que está abierto", ha dicho, para señalar que es su deseo "llegar a acuerdos con una parte importante de las organizaciones sindicales".

En su intervención, Barkos, ha manifestado que el proyecto de ley de Policías es fruto de un "proceso laborioso y abierto", "un proceso desarrollado de la manera más participada posible, con clara vocación de consenso, una vocación que sigue". El objetivo, ha dicho, es "una Policía integral y de referencia", con el objetivo de "asumir más competencias".

Ha negado que se quiera hacer desaparecer a la Policía Foral y ha dicho que eso igual lo quisieron "los gobiernos que desde 2009 no convocaron plazas, no quisieron ver una nueva regulación de Policía Foral". "Eso sí es desidia política por un Gobierno y no el trabajo que viene haciendo este Gobierno, que ha sido enormemente productivo", ha defendido.

Ha lamentado que "no ha habido posibilidad de consenso" de este proyecto "donde no ha habido negociación" porquelos sindicatos "no han querido sentarse en la mesa" y ha señalado que "con aquellos que se han sentado a negociar ha habido consenso". "La mano ha estado tendida, sigue tendida y lo va a seguir para llegar a acuerdos", ha dicho la presidenta.

Barkos ha manifestado que "esta regulación persigue un nuevo modelo policial, integral, moderno" y ha añadido que "necesitamos clarísimamente acompasar la realidad de la Policía Foral a las necesidades de la sociedad y adecuarlo a una mayor ambición del cuatripartito en lo que respecta a las competencias de la Policía Foral".

Tras explicar el trabajo realizado en el Gobierno para la elaboración de este proyecto de ley, la jefa del Ejecutivo ha defendido la "clara vocación del Gobierno por negociar" el texto legislativo y ha reprochado a UPN que da "una versión interesada de esta situación".

Según ha apuntado, el Gobierno "esperaba propuestas sindicales para mejorar" el texto, "propuestas que no se han producido en ningún momento". "He de lamentarlo porque es proyecto importante", ha añadido. "Los sindicatos de la Policía Foral han seguido exigiendo la retirada del proyecto como condición inicial", ha señalado, para poner en valor que representantes de las policías locales "sí han traído mejoras" y "se han sentado con el Gobierno".

Barkos ha defendido que "ha sido un proceso desarrollado de la manera más participada posible, con clara vocación de consenso, una vocación que sigue" y ha agregado que "el objetivo es que tenga el consenso parlamentario". "El Gobierno pretende una policía integral y de referencia", con el objetivo de "asumir más competencias". "Es anhelo del Gobierno dotar de más efectivos a la Policía Foral", ha afirmado, para añadir que tienen previsto incluir más plazas en futuras OPE.

UNA LEY EN EL AIRE Podemos ha dejado hoy en el aire el futuro de la Ley Foral de Policías de Navarra al advertir de que, tal y como está en este momento el proyecto elaborado por el Gobierno, que ya rechazan UPN, PSN y PP, votará en contra del mismo.

Antes la consejera de Interior, María José Beaumont, ha asegurado durante una comparecencia parlamentaria que los sindicatos de la Policía no han querido hacer "ninguna" aportación al texto, ha mantenido "abiertas" las puertas de su departamento, y ha mantenido que los policías forales trabajan de media 2,8 días a la semana.

Mientras policías forales y municipales protagonizaban frente al Parlamento una sonora protesta contra la "imposición" de este proyecto de ley y pedían la dimisión de la consejera y altos cargos de Interior y Policía Foral, en la comisión la portavoz del PP, Ana Beltrán, justificaba la petición de comparecencia de la consejera en la necesidad "de buscar el consenso".

Las críticas y movilizaciones "dicen bastante poco de su capacidad de negociación", ha afirmado, y recordado que los sindicatos piensan que la consejera "no cree en la Policía Foral" y por eso el proyecto no define un modelo para ella.

"Estamos de acuerdo, cómo no, con una Policía Foral moderna, integral y de referencia, pero los sindicatos policiales no creen que este proyecto lo refleje", ha dicho Beltrén, al tiempo que ha apoyado también la eficacia y eficiencia pero ha dudado de la formas de la consejera.

Por UPN, Sergio Sayas, ha cuestionado lo que Beaumont entiende por diálogo después de que su partido le ofreciera consenso, "un diálogo de sordos", y le ha advertido que "no se puede negociar una ley sin modelo policial", por lo que "si pierde el órdago tendrá que dimitir" y "si le sale bien será porque Podemos vuelve a hacer el ridículo".

Para Sayas "esta ley trata de machacar a la Policía Foral. La estrategia ha empezado buscando tensiones que debiliten al cuerpo", ha seguido "presentándolos como vividores egoístas" con "la política de personal más regresiva que se ha visto en democracia", y "luego pondrán dinero sobre la mesa para romper la unidad de los sindicatos".

Patxi Leuza, por Geroa Bai, ha subrayado que "estos barros vienen desde 2007" y ha defendido que "lo mejor era presentar una ley", que "será mejorable" aunque se ha sorprendido del "acercamiento" de UPN y PP "al mundo sindical".

Ha asegurado además que para la redacción del texto no se ha contado con las propuestas sindicales para la Policía Foral "porque no las ha habido", porque "los sindicatos no quieren negociar sino que se vuelva" el proyecto, "pero no sabemos cuáles son sus legítimas reivindicaciones".

Desde EH Bildu, Adolfo Araiz, ha indicado que el modelo policial es una cuestión "nuclear" y en Navarra "se da una situación atípica, única, por la yuxtaposición y las duplicidades" entre diferentes cuerpos en un mismo territorio, y la "elevadísima ratio de policías, el más alto del Estado y el doble de la UE".

"Hay que hacer una delimitación clara de funciones y competencias" porque "se vende a la Policía Foral como una policía integral cuando la situación legal lo hace imposible", ha precisado, y ha apostado por una policía autonómica "especialista" en las distintas tareas, por lo que ha invitado a los sindicatos a plantear sus demandas al Parlamento.

Por Podemos, Rubén Velasco se ha referido también a "los solapes" competenciales y ha mantenido que pese al ratio "la plantilla es corta" y se intenta "que trabajen más", cuando "trabajan lo que les corresponde" y "no nos gusta el establecimiento de una bolsa de horas" que evita las extraordinarias y da flexibilidad, por lo que no ha descartado "presentar o apoyar una enmienda a la totalidad".

La socialista Inmaculada Juríoha destacado que el Gobierno ha actuado en este asunto "con nocturnidad y alevosía" y "ahora la consejera ha tirado a sus socios un proyecto de ley" que les obligará a "suplir su incapacidad de negociación y a defender los derechos de los trabajadores que se están viendo gravemente conculcados".

Por último José Miguel Nuin, de I-E, ha defendido "un despliegue de la Policía Foral y un repliegue de otros cuerpos", pero esto exige plantilla, plan director y modelo para los que la ley de 20215, "y nosotros entendemos que la normativa de 2015 "no es adecuada porque presenta carencias y problema serios", por lo que ha invitado a los sindicatos a participar en el debate.

"VACÍO DE PODER EN PODEMOS" El portavoz de EH Bildu en el Parlamento de Navarra,Adolfo Araiz, ha atribuido al "vacío de poder" que hay en Podemos en este momento el hecho de que la formación haya anunciado su rechazo al proyecto de ley de Policías de Navarra.

"No nos ha sorprendido porque ya lo sabíamos"
, ha dicho Araiz en declaraciones a los periodistas, después de que Podemos anunciara ante la consejera de Interior que presentará su propia enmienda a la totalidad del proyecto de ley o apoyará la de otro grupo por discrepar de la falta de consenso con los sindicatos y no compartir del texto las cuestiones que considera una aplicación de la reforma laboral.

"Somos conscientes de la situación de vacío de poder que en estos momentos hay en Podemos Navarra, una situación a tener en cuenta a la hora de valorar lo que se está produciendo" y que, ha precisado, "probablemente no encontramos interlocución política" hasta tanto este partido renueve a su dirección regional.

Y ha indicado que era un "compromiso" del Gobierno remitir el proyecto de ley al Parlamento y lo ha cumplido aun sabiendo la postura crítica de Podemos, aunque también ha sostenido que a juicio de EH Bildu "no es una posición cerrada y definitiva" sino que cabe una negociación vía enmiendas parciales.

De no ser así, Adolfo Araiz ha adelantado en todo caso que el mantenimiento de la postura anunciada esta mañana por Podemos "no significa una ruptura de nada, sino que el Gobierno tendrá que valorar si prefiere una derrota política parlamentaria o retirar el proyecto de ley".

"QUEREMOS LA LEY DE 2015"El delegado de CCOO en la Policía ForalJavier Ojer ha indicado hoy que los sindicatos quieren que se mantenga la ley foral de 2015 y por eso no han hecho aportaciones al proyecto remitido por el Gobierno al Parlamento. En la calle policías forales y locales se concentraban para mostrar su rechazo al mismo coincidiendo con la comparecencia de Beaumont.

Un agente autonómico en un féretro, un "tramabus" con las caricaturas de Beaumont, el director general de Interior y el jefe de la Policía Foral, y continuos pitidos y ruidos de sirena han acompañado parte de la intervención de la conseja, en la que ha asegurado pretender una policía "moderna", "integral", "eficaz" y "sostenible", sin que hasta el momento haya recibido "ninguna" aportación sindical.

"Es verdad que no les hemos entregado nuestras reivindicaciones porque no las tenemos. La actual ley de 2015 obtuvo un 85 % de respaldo sindical y la única parte en disputa era el tema retributivo. Ahora dicen que no hay coste cero, que hay dinero encima de la mesa y por lo tanto ese 15 % de discrepancias en dos semanas está solucionado", ha dicho Ojer en declaraciones a los periodistas.

Y ha añadido que con este escenario los representantes de la policía foral no ven necesario "partir de cero y hacer una ley nueva", a pesar de que era un mandato legal.

Conocido que al rechazo de UPN, PSN y PP al texto del Gobierno se sumaba también Podemos, Ojer ha comentado que "esto es matemática pura" y por lo tanto, si se confirma, el proyecto "se tumbaría".

Tras admitir que Podemos informó de su postura a COOO ya ayer, el sindicalista ha asegurado que este partido pone el "énfasis" en los derechos de los trabajadores.

Según ha precisado ya desde la exposición de motivos Podemos aprecia referencias a la reforma laboral, a lo que ha añadido que este partido "tampoco entiende la obsesión de Interior de sacar a la Policía Foral del estatuto de la función pública", lo que en la práctica supondrá "arrastrar" sus derechos.

Javier Ojer se ha referido también a la afirmación de la consejera de que los policías forales trabajan de media 2,8 días a la semana, un cálculo que no comparte. "Depende de que cómo se utilizan los datos. Es como si yo le digo a la consejera que ella gana un 300 % más que su homólogo del País Vasco porque ella es responsable de mil policías y él de 8.000".

Por último Ojer ha comentado que es verdad que Interior tiene ultimado el plan director de la Policía Foral, que "habla de tres escenarios posibles".

El primero dice que "tal y como están las cosas la Policía Foral tiende a desaparecer", en el segundo queda "como una policía administrativa, lo que sabe hacer", y con el tercero se busca "una policía integral, de referencia".

El delegado de CCOO ha comentado que para las tres posibilidades se han estudiado los recursos humanos y técnicos necesarios y elaborado unos presupuestos, aunque no ha aclarado si la ley de 2015 que los sindicatos policiales quieren mantener sería válida en cualquiera de los escenarios.