El piso, ubicado en la Milagrosa

Una vivienda comunitaria de 13 habitaciones volverá a estar a disposición de Acción Social

El piso, ubicado en la Milagrosa, fue usado hasta 2010 para atender a personas mayores

El Ayuntamiento estudia el destino que dará al espacio, que está siendo acondicionado

Kepa García / Patxi Cascante - Martes, 25 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:08h

De izquierda a derecha, Caballero, Eguino, Cremaes, Esporrín y García Barberena.

De izquierda a derecha, Caballero, Eguino, Cremaes, Esporrín y García Barberena. (Patxi Cascante)

Galería Noticia

De izquierda a derecha, Caballero, Eguino, Cremaes, Esporrín y García Barberena.

pamplona- Una vivienda municipal que dejó de ser utilizada en 2010 por no cumplir la normativa volverá a estar a disposición de las necesidades sociales, aunque con un uso diferente al que se le dio. Si antes ofrecía a las personas mayores de 65 años la posibilidad de vivir de forma independiente, resolviéndoles tareas necesarias de la vida cotidiana como limpieza a comida, la idea que maneja el Ayuntamiento es que el espacio pueda estar disponible para situaciones de emergencia social, donde sigue habiendo necesidades pese a los pasos dados por el equipo de Gobierno en los dos últimos años para remediar la grave situación heredada.

La vivienda está ubicada en el barrio de la Milagrosa, en la calle Río Urrobi número 18, y fue visitada ayer por los miembros de la Comisión de Asuntos Ciudadanos, que pudieron comprobar los trabajos de acondicionamientos que desde hace unos días se llevan a cabo en su interior.

Mientras no se decida qué hacer con el espacio de la antigua vivienda comunitaria, las obras se están limitando a pintura y acondicionamientos de paredes y suelo. Según informó en el lugar la concejala delegada de Acción Social y Desarrollo Comunitaria, Edurne Eguino, una de las opciones que se barajan es recuperar su distribución original -cuatro pisos que se unieron en uno- para ampliar así los recursos disponibles para la asistencia social.

“Seguimos necesitando recursos para acoger a personas con necesidades reales de vivienda. Los datos indican que harían falta unas 100 viviendas sociales cada año y aunque hemos rehabilitado más de 60, los servicios sociales siguen registrando nuevas solicitudes para atender”, comentó la edil de I-E, acompañada de la directora del área Marisol de la Nava.

El piso cuenta con 13 habitaciones, tres de ellas dobles, una habitación para la persona cuidadora que pernoctaba con las personas residentes, 4 baños, 2 comedores, 2 salas de estar, una cocina y una despensa.

piso con espacios comunesLas viviendas comunitarias fueron un recurso municipal para personas mayores de 65 años que por razón de su edad o por enfermedad no podían satisfacer por sí mismas. Además, la existencia de dependencias comunes a todas las habitaciones tenía como objetivo facilitar un entorno familiar y confortable. De esta forma, las personas con buenos niveles de autovalimiento que no podían disponer por sus propios medios la necesidad de alojamiento evitaban su ingreso en una residencia.

Esta vivienda dejó de utilizarse definitivamente en 2010. En las inspecciones realizadas por el Departamento de Bienestar Social de Gobierno de Navarra, en 2005 ya se señalaban incumplimientos respecto al Decreto Foral 209/ 1991 de 23 mayo, sobre régimen de autorizaciones, que motivaron primero el traslado de las personas residentes a otros recursos y posteriormente el cierre de la vivienda.

Esta vivienda de la Milagrosa es similar a la del Paseo de Sarasate que tiene 11 plazas y que fue objeto de una visita similar de la comisión recientemente. El Ayuntamiento dispone para las personas mayores plenamente válidas el sistema de apartamentos en cinco edificios: Txoko Berri, en Monasterio de Tulebras (San Juan);Arga, en la plaza Iturriotzaga (Rochapea);Iturrama, en la calle Serafín Olave (Iturrama);Ansoleaga en la calle del mismo nombre (Casco Viejo);y Milagrosa en la calle Julián Gayarre. En los cinco edificios consolidados hay un total de 144 viviendas.

El área de Acción Social, como ya indicó con motivo de la visita a la vivienda de Sarasate, está llevando a cabo un análisis con el objeto de conocer qué personas son las que mejor podrían beneficiarse y adaptarse a un alojamiento en esta vivienda.

perfiles usuariosPara ello se están comprobando los perfiles de las personas que actualmente están en lista de espera de apartamentos;se estudian las necesidades de otros perfiles de personas usuarias, como pudieran ser, mayores de 55 años con graves dificultades de acceso a vivienda también o personas que son atendidas a través del Equipo Municipal de Atención a Domicilio (EMAD), que por ejemplo, necesitan una atención especial durante unos días como consecuencia de una intervención sanitaria, una alta hospitalaria, etc.

Otra de las opciones que se baraja es subdividirla en cuatro e incorporarlas al censo de viviendas del parque público para emergencias habitacionales que gestiona la Oficina de Vivienda del Consistorio. Una vez finalizados los estudios será cuando se realice la propuesta de utilización.

los apuntes

Dos o tres estancias. Aunque la vivienda actual ocupa el espacio de cuatro pisos, la opción más factible en separarla en dos o tres estancias.

Para el verano. Los trabajos estarán acabados en unos pocos días. Para antes del verano se conocerá el destino de la antigua vivienda comunitaria.

Visita reducida. Además de la edil Eguino, estuvieron en la visita María Caballero, María García Barberena, Esther Cremaes y Maite Esporrín.