UGT y CCOO llaman a movilizarse el 1º de Mayo en Pamplona por un "empleo estable y salarios dignos"

EP - Miércoles, 26 de Abril de 2017 - Actualizado a las 14:17h

Cartel de la convocatoria.

Cartel de la convocatoria.

Galería Noticia

Cartel de la convocatoria.

PAMPLONA. Los sindicatos UGT y CCOO han llamado a la movilización el próximo lunes, celebración del Primero de Mayo, con una manifestación que saldrá de la antigua estación de autobuses de Pamplona y que tendrá como lema 'No hay excusas: empleo estable, salarios justos, pensioens dignas, más protección social'.

Tras recorrer las calles del centro de Pamplona a partir de las 12 horas, la manifestación terminará en el Paseo de Sarasate, donde intervendrán el secretario general de UGT de Navarra, Jesús Santos, y su homólogo de CCCOO, Chechu Rodríguez.

Con motivo de la celebración del Día Internacional de los Trabajadores, UGT y CCOO han elaborado un manifiesto conjunto en el que, entre otras reivindicaciones, piden al Gobierno central, comunidades autónomas y a las formaciones políticas con representación parlamentaria que "apoyen e impulsen las reformas y cambios necesarios para hacer posible que el aumento de la producción y de la riqueza beneficie al conjunto de la sociedad, y entre ella a la clase trabajadora, que ha sido especialmente castigada en la última década".

El crecimiento económico, advierten los sindicatos, debe llegar a todas las personas. "Para ello, es preciso crear empleo estable y de calidad;derogar las reformas laborales, mejorar los salarios y reforzar las redes de protección social. Este cambio de políticas debe comenzar sin demora. Sin él la crisis nunca terminará para la mayoría social, para la clase trabajadora. Es una exigencia social, económica y democrática", sostienen.

Según UGT y CCOO, desde 2008 "muchos de los derechos de la clase trabajadora han sido eliminados por el efecto directo de una intensa crisis y por unas políticas, mal llamadas de austeridad, que han aumentado la precariedad laboral, han reducido salarios y prestaciones sociales y han recortado derechos y libertades".

En este contexto, considerar preciso crear empleo estable y de calidad mediante la aprobación de un plan de choque, derogar las reformas laborales, mejorar los salarios y reforzar las redes de protección social.

En este sentido, en el manifiesto del Primero de Mayo, UGT y CCOO insisten en que "es necesario devolver el equilibrio de fuerzas en la negociación colectiva", y exigen "un SMI suficiente, estable y duradero en el tiempo (hay que llegar a un SMI de 1.000 euros a final de esta legislatura y garantizar que será siempre, al menos, equivalente al 60% del salario medio)".

También reclaman una ley de igualdad salarial entre hombres y mujeres, la reforma del sistema de prestaciones por desempleo y la derogación de la reforma de las pensiones de 2013, entre otros aspectos.

Asimismo, consideran imprescindible una reforma fiscal integral, que "consiga más ingresos y reparta mejor los esfuerzos", y la puesta en marcha inmediata de una prestación de ingresos mínimos "para sacar de la miseria a las 630.000 familias que no poseen recursos".