A la contra

Batallas de datos

Por Jorge Nagore - Miércoles, 26 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Imagino que muchos de ustedes de vez en cuando leerán algo relativo al mosqueo que llevan los policías forales con la posible nueva Ley de Policías y no terminan de entender casi nada. Yo, tampoco. Y la razón es simple: las versiones de patronal -Gobierno- y sindicatos -trabajadores- son como el día y la noche y, además, no hay nadie que periodísticamente se haya tomado el tiempo necesario -el periodismo necesita que a los periodistas les den tiempo y datos- para recopilar, clasificar y analizar con detalle -por ejemplo- qué número de horas y qué retribuciones y por qué motivos reciben los casi 1.100 forales que hay en Navarra, que serán unos 37 más cuando se lleve a cabo una nueva oposición, que no se celebraba desde 2010 -pese a esto, Esparza dijo ayer que Barkos quiere que desaparezca la Foral. No va a dejar nada en pie esta mujer-. Yo los únicos datos que veo son relativos a 2013 y en ellos se lee que el sueldo medio de los 1.063 agentes fue entonces de 35.915 euros, un 50% superior al sueldo medio en Navarra aquel año y hoy. Pero, claro, esto así en frío es muy poco, que apenas puede servir para que el currito medio piense que los forales son un privilegiados sin “haber estudiado apenas” y para que el foral diga la ya famosa frase “pues las oposiciones están ahí para todos”, lo cual es tan cierto como la primera afirmación, la de privilegiados -comparativamente-. Resumiendo: no existe una visión sencilla, clara y entendible en pocos segundos de qué es lo que da y recibe un foral y qué quieren de él a partir de ahora, que es lo único válido más allá del ruido político en torno a estos casi 1.000 y pico funcionarios y del ruido sindical, lógico en toda batalla laboral que se precie. Lo que no comprendo si cree que tiene la razón es cómo el gobierno mismo no desglosa todo esto para que se entienda su postura. Datos y periodistas en plantilla tiene a paladas.