Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

“Ojalá se cierren pronto los líos”

La corrupción salpica al Gobierno de Rajoy, que mantiene su mutismo, por un SMS de apoyo del ministro Catalá a González cuando era investigado

La oposición exige su dimisión y la de Zoido

El titular de Justicia habla de mensaje “de cortesía” y el juez Velasco critica la injerencia de los fiscales

Miércoles, 26 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Rafael Catalá e Ignacio González, en un acto oficial en 2015.VER VÍDEOReproducir img

Rafael Catalá e Ignacio González, en un acto oficial en 2015.

Galería Noticia

Rafael Catalá e Ignacio González, en un acto oficial en 2015.ReproducirRafael Catalá e Ignacio González, en un acto oficial en 2015.

“Los SMS de la ciénaga que representa el PP ya son una escuela. Hay que echarles” “Las responsabilidades tendrán que ser proporcionales al escándalo” “Mariano Rajoy tiene que dar la cara, dar explicaciones y asumir responsabilidades”

pamplona- El escándalo de la corrupción en el PP madrileño y su conexión con la financiación ilegal del partido conservador ha salpicado ya directamente al Gobierno. Con un Rajoy de viaje oficial en Brasil que se niega sistemáticamente a valorar el último gran escándalo de corrupción y la posterior dimisión de Esperanza Aguirre, el conocimiento de un mensaje de texto por teléfono (SMS) del ministro Rafael Catalá alentando a Ignacio González y y de una llamada del expresidente madrileño ahora encarcelado al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, han puesto de manifiesto puesto de manifiesto las conexiones del Ejecutivo de Rajoy con el principal implicado en el trama Lezo.

El pasado 3 de noviembre, cuando el expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, y su mujer, Lourdes Cavero, habían ya declarado como imputados por el caso Ático en el juzgado de Instrucción de Estepona y cuando las diligencias de la operación Lezo estaban ya en marcha, el ministro de Justicia, Rafael Catalá mando un mensaje de “apoyo” a Ignacio González. En el mensaje, que está incorporado a la causa judicial del caso Lezo, se lee textualmente: “Gracias Nacho. Un fuerte abrazo. Ojalá se cierren pronto los líos”.

teléfono intervenidoEse mes (era noviembre del año pasado), Ignacio González y parte de los detenidos en la operación Lezo que se desarrolló por parte de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO) la semana pasada, tenían ya el teléfono intervenido judicialmente. La conversación tuvo lugar un día antes de la toma de posesión de Rafael Catalá como ministro de Justicia después de un periodo de gobierno en funciones.

Hay otra conversación en esta misma línea, aunque esta vez el protagonista es Enrique Cerezo. El presidente del club rojiblanco le dice a Ignacio González que ha hablado también con “Rafa” sobre el caso de su ático. El SMS tiene lugar días después del mensaje del ministro Catalá, esta incorporada a esta causa y dice textualmente: “Hablé el otro día con Rafa, que lo está mirando Nacho”.

Ante estos nuevos datos, la oposición acrecentó sus críticas a los ministros de Justicia e Interior por las nuevas revelaciones del caso Lezo pese a que ambos negaron “injerencias” en la investigación.

El polémico mensaje SMS, según el propio Catalá, no aludía a “cuestiones judiciales”, sino que era “de cortesía” y le trasladaba su deseo de que se ordenara “la situación política en España”.

Pero tanto el PSOE como Podemos pidieron la dimisión del ministro, a quien cuestionan tanto por ese mensaje como por la actuación del fiscal jefe Anticorrupción, Manuel Moix, quien ayer defendió su actuación en el caso y dejó claro que no piensa dimitir.

El jefe de los fiscales que combaten la corrupción aseguró que no le consta que hubiera filtraciones al expresidente de Madrid Ignacio González y a su entorno la investigación que se hacía sobre ellos.

Y, si bien confirmó que el juez ordenó colocar un micrófono en el despacho del expresidente de la Comunidad de Madrid, indicó que no fue para evitar esas supuestas filtraciones sino que era parte de la investigación.

El propio juez Eloy Velasco terció en el debate sobre el papel de la Fiscalía, al afirmar en una conferencia que no es partidario de ceder el peso de las investigaciones a los fiscales porque, a su juicio, no pertenecen al Poder Judicial, sino al Ejecutivo.

El caso es que la oposición coloca entre los sospechosos de esas posibles filtraciones al secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, por la reunión que tuvo en su despacho el 8 de marzo con Pablo González, hermano de Ignacio y también detenido.

Por ello, PSOE, Podemos y Ciudadanos usaron sus preguntas en el pleno del Senado para inquirir al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, sobre ese encuentro.

El ministro recalcó que no hubo “injerencia” del Ejecutivo en la investigación del caso Lezo, que se ha saldado con más de una decena de detenidos, prueba de que “la Justicia funciona”.

Ha reiterado el carácter meramente protocolario de la polémica reunión y ha arremetido contra quienes lo ponen en duda. “No tiene necesidad de reunirse en gasolineras, ni en un reservado ni dar ningún chivatazo para que un servicio pudiera desmontarse”, ha dicho en alusión a casos en los que los socialistas se han visto implicados.

En su respuesta, Zoido ha revelado que González le llamó para felicitarle por su nombramiento. Fuentes de Interior han precisado que González le propuso tomar un café, pero esa cita no se produjo nunca. - D.N.