Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra

Beaumont continúa dispuesta a negociar la ley de policías y Podemos se descuelga

La consejera asegura que mantiene “abiertas las puertas” a los sindicatos
La postura de la formación morada, que se alinea con UPN, PSN y PPN, haría que el texto fracase

Jesús Morales / Javier Bergasa - Miércoles, 26 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:07h

María José Beaumont y Uxue Barkos, durante la comisión parlamentaria de Régimen Foral.

María José Beaumont y Uxue Barkos, durante la comisión parlamentaria de Régimen Foral. (Javier Bergasa)

Galería Noticia

María José Beaumont y Uxue Barkos, durante la comisión parlamentaria de Régimen Foral.Los parlamentarios de Podemos Rubén Velasco y Carlos Couso.

PAMPLONA- Podemos se descolgó ayer de la Ley Foral de Policías de Navarra por la falta de apoyo sindical y anunció que votará con la oposición (UPN, PSN y PPN) en su contra cuando llegue al Parlamento, lo que supondría su devolución al Ejecutivo. La consejera de Interior, María José Beaumont, no tira la toalla y ayer volvió a insistir en que mantiene “abiertas las puertas” de su departamento para negociar con los sindicatos, disconformes con los cambios que el proyecto plantea en sus condiciones laborales. La misma postura negociadora fue ayer expresada por los grupos de Geroa Bai, EH Bildu e I-E con el objetivo de mejorar un texto que consideran un “buen punto de partida”.

Beaumont compareció ayer en comisión parlamentaria, a petición del PPN, para explicar el trabajo desarrollado en torno al proyecto de la Ley de Policías, del que destacó que ha recibido el visto bueno del Consejo de Policías de Navarra, de la Comisión de Coordinación de Policía Local y de la Comisión Foral de Régimen Local, y reconoció que la parte “menos positiva” es el desacuerdo con los representantes sindicales de la Policía Foral y de las policías locales.

En este sentido, recordó que el 10 de marzo mantuvo una reunión con los sindicatos en la que el Gobierno emplazó a mantener encuentros regulares todos los jueves hasta la aprobación del proyecto. “A esas reuniones de los jueves no asistieron los sindicatos de Policía Foral, pero sí tres sindicatos de policías locales. Además, otros dos sindicatos de la Mesa General hicieron sus aportaciones”.

A pesar de la confrontación existente, la consejera manifestó que sigue “queriendo que exista negociación sindical y no será porque desde el Gobierno no lo hayamos intentado”. “Yo me reuní con todos sindicatos de Policía Foral y les trasladamos que estábamos a su disposición. Lo sigo diciendo hoy”, recalcó.

ENMIENDA A LA TOTALIDADPrecisamente la falta de consenso sindical fue el argumento empleado por el parlamentario de Podemos Rubén Velasco para anunciar que su formación va a “presentar o apoyar una enmienda a la totalidad”, circunstancia que supondría que el proyecto de ley fuese devuelto al Gobierno de Navarra. Esta intervención fue posteriormente refrendada por Carlos Couso, quien dijo que la elaboración de la ley “no se ha empezado por el principio, por quienes tienen que sacar las castañas del fuego y hacer que esa ley funcione”, que son los agentes, quienes “se han sentido ninguneados”. Por ello, anunció que la formación morada no respaldará el proyecto “para intentar que se dé este proceso de negociación colectiva”, con la condición de que la propuesta de los sindicatos “esté encima de la mesa”.

Con este posicionamiento, Podemos se alineó con los grupos de la oposición (UPN, PSN y PPN) que votarán en contra del proyecto. Mientras que la popular Ana Beltrán aseguró que “estamos de acuerdo, cómo no, con una Policía Foral moderna, integral y de referencia, pero los sindicatos policiales no creen que este proyecto lo refleje”, el regionalista Sergio Sayas indicó que “no se puede negociar una ley sin modelo policial”, por lo que “si pierde el órdago tendrá que dimitir” y “si le sale bien será porque Podemos vuelve a hacer el ridículo”. La socialista Inmaculada Jurío destacó que el Gobierno ha actuado en este asunto “con nocturnidad y alevosía” y “ahora la consejera ha tirado a sus socios un proyecto de ley” que les obligará a “suplir su incapacidad de negociación y a defender los derechos de los trabajadores que se ven conculcados”.

Patxi Leuza, por Geroa Bai, subrayó que “estos barros vienen desde 2007” y aseguró “los sindicatos no quieren negociar sino que se devuelva” el proyecto, “pero no sabemos cuáles son sus reivindicaciones”, y desde EH Bildu, Adolfo Araiz, afirmó que el modelo policial es una cuestión “nuclear” y en Navarra “se da una situación atípica, única, por la yuxtaposición y las duplicidades” entre diferentes cuerpos y la “elevadísima ratio de policías, el más alto del Estado y el doble de la UE”. Por último José Miguel Nuin, de I-E, defendió “un despliegue de la Policía Foral y un repliegue de otros cuerpos”, pero esto exige plantilla, plan director y modelo”.