Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
crear acciones para reducir diferencias

Navarra es una de las regiones de la UE con menor desigualdad en salud por causas sociales y económicas

La Comunidad Foral es una de las más longevas del mundo, con 84 años de media de esperanza de vida

Amaia Rodríguez Oroz / Itxaso Mitxitorena - Miércoles, 26 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:07h

Esperanza de vida en Navarra.

Esperanza de vida en Navarra.

Galería Noticia

Esperanza de vida en Navarra.

pamplona- Las desigualdades en Salud en Navarra, al igual que en otras comunidades y países, se encuentran en todos los ejes geográficos, socioeconómicos y de género, ya que son muchos los factores que influyen en una mejor o peor salud de las personas. No obstante, se puede afirmar que la Comunidad Foral es una de las regiones de la Unión Europea y del mundo con menor desigualdad en salud, especialmente si se tienen en cuenta los factores sociales y económicos, como lo son los niveles de renta y de educación. De hecho, una de las consecuencias directas de esto es que en Navarra las personas gozan de una de las mayores esperanzas de vida, con 84 años de media -las mujeres alcanzan los 86,9 años y los hombres, los 81,2 años-. No obstante, son necesarias algunas acciones que tengan como fin reducir las desigualdades en todos los programas de salud, tales como la renta garantizada o la disminución del ratio del alumnado en las aulas, las cuales tienen “una clarísima repercusión positiva en salud”. Así lo demuestra un estudio del Observatorio de Salud Comunitaria de Navarra sobre la esperanza de vida de las 57 zonas básicas de Salud y que ayer presentaron, en comisión parlamentaria, el consejero de Salud del Gobierno de Navarra, Fernando Domínguez, y la directora gerente del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN), María José Pérez Jarauta.

Los estudios llevados a cabo por el Observatorio de Salud Comunitaria pretenden reforzar los planteamientos del Plan de acción del departamento de Salud, cuyo primer eje es promover la salud de la comunidad y reducir las desigualdades en Salud, según Pérez, quien subrayó que “estos temas no se abordan desde los hospitales”. Por otro lado, Domínguez destacó que “la salud es el resultado de múltiples factores interrelacionados” y que el Observatorio tiene presente “que la distribución de la población de los determinantes sociales de la salud no es ni aleatoria ni homogénea”. En esta línea, explicó que los estudios parten de un marco conceptual según el cual existen ejes generadores de desigualdades, como lo son el territorio en el que se vive, el género, la edad, la etnia y la posición o clase social. Esto hace, según añadió, que no todas las personas tengan las mismas oportunidades de alcanzar el nivel óptimo de salud. “La importancia que tienen estos ejes generadores de desigualdades se demuestran en numerosos estudios científicos de la Organización Mundial de la Salud y otras agencias europeas y mundiales y se encuentran en todos los espacios y ámbitos de la salud en los que se estudia”, remarcó el consejero de Salud.

esperanza de vida

Una de las mayores del mundo

Los navarros viven de media hasta 84 años

El estudio elaborado por el Observatorio de Salud Comunitaria refleja que, en términos de esperanza de vida al nacer, Navarra es una de las regiones mejor situadas en Europa y el mundo, ya que la longevidad media alcanza los 84 años, mientras que la media a nivel estatal es de 83,2 años. En cuanto a la esperanza de vida por sexo, según un estudio europeo que analiza más de 300 regiones, las mujeres ocupan la segunda posición en el ranking de mayor esperanza de vida al nacer, con 86,9 años, y los hombres la sexta posición, con 81,2 años. “Esta diferencia es mayor que en otros países, como Holanda, donde hay una diferencia de 3,5 años, pero es mucho menor que en otros lugares como Lituania, que tiene 11 años”, subrayó Pérez. No obstante, la esperanza de vida se ve afectada por muchos factores, como el desarrollo temprano del menor, la educación, el empleo y las condiciones de trabajo, la garantía de un ingreso mínimo para vivir una vida sana, el medio ambiente y condiciones como el tabaquismo, la obesidad, el consumo de alcohol y la dieta.

En este sentido, según la clase social de personas que viven en Pamplona, quienes viven en zonas con mayor privación socioeconómica presentan una esperanza de vida de 3,8 años en hombre y de 2,6 años en mujeres menor que quienes viven en las zonas de menor privación. En otras ciudades se observan unas diferencias de esperanza de vida en hombres entre estas zonas mucho mayores, como en Londres, de 17 años, o en Bilbao, de 8,3. En cuanto a Navarra en general, se observan diferencias por zonas básicas, por encima de la media en hombres en Isaba, Iturrama, Azpilagaña, Huarte o Peralta y en mujeres en Villava o Iturrama, mientras que las menores que la media en hombres se observan en Buñuel, Berriozar o Elizondo y en mujeres en Buñuel, Berriozar, Leitza, Ansoáin o San Adrián. “La buena noticia es que si miramos cómo se desarrolla esto y cuánto son estas diferencias podemos observar que no hay grandes saltos y que todos los valores se sitúan en torno a la media navarra, con una diferencia de dos años arriba, dos años abajo, lo que supone una situación de bastante equidad”, resaltó Pérez.

mortalidad y enfermedades

Diferencias claves

A menor renta y estudios, más riesgos

En cuanto a la mortalidad, se encuentran diferencias según el nivel de estudios de las personas. Según el estudio, los hombres con menor nivel de estudios tienen un 37% más de mortalidad respecto a los que tienen mayor nivel de estudios, un porcentaje que es del 23% en las mujeres. Asimismo, en hombres las diferencias mayores se dan en enfermedad pulmonar u obstructiva crónica (EPOC), la cirrosis y los accidentes y en mujeres en EPOC y diabetes, y “un dato muy curioso es que la mortalidad por cáncer es un 8% menor en las de menor nivel de estudios”. “Las mujeres universitarias presentan una mayor mortalidad por causas relacionadas con el tabaquismo, especialmente por cáncer de páncreas y de pulmón”, añadió Pérez.

Por otro lado, respecto a los ingresos económicos, la prevalecencia de enfermedades crónicas (una o más de las siguientes: asma, ictus cerebral, insuficiencia renal, EPOC, insuficiencia cardíaca, diabetes y demencia) es un 40% más alta en quienes tienen ingresos por debajo de los 18.000 euros en comparación con quienes superan los 100.000 euros. En el caso de la diabetes, se constatan desigualdades por renta y territoriales. Entre los hombres de 20 o más años, 1 de cada 10 casos presenta diabetes en la población con rentas más bajas frente a 1 de cada 20 en las rentas más altas. Entre las mujeres, las diferencias, muy relacionadas con el sobrepeso y la obesidad, son todavía más grandes. Varias zonas básicas de salud de Pamplona, como Iturrama, Azpilagaña, II Ensanche o San Juan, presentan una prevalecencia por debajo del 4% frente a zonas como Berriozar, Carcastillo o Ansoain, que superan el 7%.

Por lo que se refiere a desigualdades territoriales, entre los niños y niñas menores de 5 años algunas zonas básicas, tanto rurales como urbanas presentan el porcentaje de obesidad ideal para la Organización Mundial de la Salud. Estas son: Buztintxuri, Huarte, II Ensanche, Irurtzun, Etxarri-Aranatz, Sarriguren, Sangüesa, Salazar-Isaba, Cizur-Echavacoiz o Puente la Reina. Otras zonas básicas duplican este porcentaje (Doneztebe, Leitza, Lesaka, Alsasua, Carcastillo y Corella) y, dentro de Pamplona, algunas zonas triplican este porcentaje, como Milagrosa, Azpilagaña, Rochapea y Txantrea.