Noticias de NavarraDiario de Noticias de Navarra. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Navarra
La otra crónica

Volvamos, pero que sea bien

Por Javi Gómez - Jueves, 27 de Abril de 2017 - Actualizado a las 06:08h

Volveremos. De eso nadie duda. Dentro de poco o de mucho, pero volverá a Primera División. Pero lo que tiene que asegurar Osasuna ahora mismo, más que en cuándo volver es en cómo. Como dijo Sabalza, la situación entre este descenso y el de hace poco tiempo es radicalmente diferente. Sí, por eso el ascenso también debe serlo. Por supuesto, Osasuna ha aprovechado este año para tapar unos agujeros bien grandes gracias al dinero de la televisión (sí, esa que te hace jugar de naranja).

Pero Osasuna, cuando vuelva, no puede tener un proyecto tan poco definido como el de esta temporada, con 14 fichajes de dudosa calidad en un porcentajes excesivamente alto, con dos entrenadores y un director deportivo bajando al banquillo para terminar la temporada, o con serias dudas sobre la apuesta por la cantera en varios momentos de la temporada.

Osasuna debe tener un plan, tanto deportivo, como social y económico, para que estar en Primera sea un sueño y no una pesadilla

El paso por Segunda tiene que servir para armar un proyecto sólido, basado en Tajonar, con mimbres y, sobre todo, planificado. No dejar nada, o lo menos posible, a la improvisación. Esta junta (si se presenta y gana) o la que entre debe tener un plan a largo plazo y que, cuando subamos de nuevo, no vaguemos por los campos de Primera (incluido el nuestro). Jugar en Primera debe de ser un sueño (con sus momentos complicados, tampoco podemos ser utópicos), pero no una pesadilla. Ese plan debería estar trazado por profesionales que sepan lo que es Osasuna y su esencia, si no fracasará.

Debe, Osasuna, tener también un buen plan también para aprovechar lo mejor que tiene la Primera: la exposición y los réditos económicos. No puede ser que el club deje pasar un año con el pecho de la camiseta en blanco en una de las mejores ligas del mundo. Es dinero perdido y, aunque la situación es mejor, no estamos para ir regalando.

También tiene que ser de provecho esta vuelta a Segunda para mantener encendido al osasunismo. O más bien para volverlo a avivar hasta las cotas máximas. Solo la santa paciencia de El Sadar y el amor por el club rojillo ha impedido que todo lo creado la temporada pasada se haya ido por el retrete. Nadie, ni en Primera ni en Segunda, tiene el activo que tiene Osasuna en su grada. Eso también vale dinero.

Volvamos, pero hagámoslo bien. Sin prisas, sin objetivos irrenunciables y sin miedos. Si es así, será para quedarse muchos años.